EL PAíS

Pino Solanas habla de petróleo y escucha ofertas para ser candidato

“Aún no he aceptado”, dice, pero admite que cada vez le insisten más para que encabece un frente de grupos de izquierda. Su cruzada petrolera y su proyecto de película.

 Por Adriana Meyer

“Pino presidente, ¿cómo te suena?”, preguntó un militante de izquierda. “Lo voto seguro”, respondió el amigo, afín en lo ideológico pero sin compromiso partidario. Mientras en Buenos Aires algunas agrupaciones comenzaron a reunirse con la idea de ir a las elecciones con Fernando “Pino” Solanas como candidato –esperando que despierte adhesiones en los votantes–, el cineasta culminaba su gira por el sur contra “el escándalo de la nueva privatización petrolera”, en cuya última jornada hubo incidentes (ver aparte). Consultado por Página/12 sobre la posibilidad de aceptar los ofrecimientos de distintos sectores, respondió: “Aún no he aceptado, en cada ciudad siento las múltiples propuestas pero no he tomado ninguna decisión”. Sin embargo, admitió que una candidatura sería una buena tribuna para “seguir bregando por los recursos naturales”, la cruzada que lo desvela. De esas conversaciones preliminares participaron representantes del Movimiento Socialista de los Trabajadores (MST) y del partido de Claudio Lozano, mientras que colaboradores de Solanas se reunieron con el equipo de trabajo de los partidos Comunista y Humanista.

Apenas llegado a Caleta Olivia, proveniente de Comodoro Rivadavia, Solanas explicó que el detonante “de todo esto” (su casilla de mensajes estuvo saturada durante dos días) fue su discurso del 17 de julio frente a Repsol, en Capital, y una opinión publicada en Página/12 bajo el título “La verdadera antinomia”. “Hice un llamamiento nacional para impedir la reprivatización del petróleo y fue interpretado como una convocatoria a la unidad”, afirmó. Aunque no había hecho ninguna mención a lo electoral su teléfono no dejó de sonar.

Solanas no está solo en el sur, lo acompaña Félix Herrero, del grupo Moreno (Movimiento por la Recuperación de la Energía Nacional Orientadora), y miembros de la CTA (Central de Trabajadores Argentinos), de la CCC (Corriente Clasista y Combativa), de partidos de izquierda y de la Unión Cívica Radical. Las dos primeras actividades se habían concretado con total satisfacción de invitados y organizadores. El viernes a la noche Solanas participó de la proyección de su última película, el documental Argentina Latente, en el teatro El Español de Comodoro. Pero en el acto previsto para ayer no pudo hacer lo mismo por los disturbios. “Fue una provocación del PJ”, se quejó apenas comenzó el diálogo con este diario.

En medio de tal jaleo, le llegaban los ecos de las primeras reuniones en que lo postulaban. En el entorno del cineasta destacaron que, además de las acciones que emprende con el Moreno, está terminando el rodaje de Los hombres están solos y esperan, una película sobre el ferrocarril que mezcla el documental y la ficción, y que será protagonizada por Lorenzo Quinteros en el papel de Raúl Scalabrini Ortiz. Pero Página/12 pudo comprobar que a Solanas no le parece descabellada su candidatura.

El Movimiento Socialista de los Trabajadores (MST) –que ya cerró un acuerdo con el ex zamorista diputado nacional Carlos Tinnirello y su agrupación Redes para llevarlo como precandidato a gobernador bonaerense– venía manteniendo contactos con él y con el diputado CTA Claudio Lozano, en un “llamado a la izquierda para formar una alternativa amplia para octubre”. De hecho, el miércoles se produjo en el hotel Bauen la primera reunión para intercambiar opiniones sobre la idea “Pino presidente”, de la que participó el MST y el lozanista Movimiento por Buenos Aires, y en breve se producirá otra para ver si es posible un acuerdo. El Partido Comunista (PC) desmintió haber sido de la partida, pero uno de sus principales dirigentes confirmó que, junto a los humanistas, mantienen contactos con Pino. En la última reunión nacional del PC fue evaluada en forma positiva esta posibilidad, atento a la experiencia común del Frente del Sur y la colaboración con el Moreno. Sin embargo, Jorge Kreynes expresó que “es necesario que se arme una mesa de trabajo plural, hasta ahora son encuentros bilaterales. No sabemos qué hará Pino, pero nos preocupa un acuerdo tardío, preferimos avanzar hacia un gran movimiento que trascienda lo electoral”.

¿Qué haría falta para que Solanas vuelva a aspirar a un cargo, luego de su desencanto y frustración con el Frente Grande de Chacho Alvarez? “Cuando se trata de una patriada ante este estado de emergencia que significa esta política minera y petrolera, que terminará en denuncias penales y que mantiene la esencia del modelo de saqueo menemista, estaría orgulloso de dar un paso al frente e ir adelante levantando estas banderas”, respondió el autor de La Hora de los Hornos. Sin embargo, aclaró que “no he aceptado nada porque lo electoral no es cosa de chicos, y venimos de desuniones y peleas por chiquitaje en la izquierda”. Solanas calificó como un “escándalo absoluto” la reciente prórroga hasta 2047 de la concesión de Cerro Dragón, el principal yacimiento petrolero del país. Y volvió a preguntarse “¿cómo es posible que habiendo reservas superiores a 40 mil millones de dólares en el Banco Central no se haya pensado en explotarlo entre la Nación y las provincias en beneficio del pueblo?”.

–¿No piensa que una candidatura puede ser una tribuna? –le preguntó este diario cuando se quejó de que estos temas no se debaten en los medios.

–Es posible, y de ser así no dude que me subiré a ese caballo.

Compartir: 

Twitter
 

Pino Solanas piensa que una candidatura “puede ser una buena tribuna para seguir bregando”.
Imagen: Sandra Cartasso
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.