EL PAIS › CARRIO COLOCO AL JEFE DE GOBIERNO COMO UN OBSTACULO PARA SU ALIANZA CON LOPEZ MURPHY

“Macri es un límite moral infranqueable”

Cuando parecía inminente el anuncio de un acuerdo entre Elisa Carrió y López Murphy, la candidata de la Coalición Cívica presentó sus diferencias con Macri y echó todo atrás. Su intención es no perder los apoyos de otros dirigentes del ARI y del socialismo. En Recrear confesaron haber quedado “sorprendidos” por la salida.

 Por Santiago Rodríguez

Elisa Carrió puso ayer otro condicionamiento a su acercamiento con Ricardo López Murphy. “(Mauricio) Macri es un límite moral infranqueable”, dijo la candidata presidencial de la Coalición Cívica y a partir de ese momento su romance con el líder de Recrear, que parecía encaminado ya a consumarse en un acuerdo electoral para octubre próximo, mutó en confusión. De mostrarse públicamente confiado en la posibilidad de llegar a un entendimiento, López Murphy admitió la complejidad de las negociaciones y a su alrededor se mostraron “sorprendidos” con las declaraciones de la chaqueña. Los macristas no ocultaron su fastidio frente a los dichos de Carrió, pero decidieron esperar a ver adónde termina el camino emprendido por López Murphy antes de tomar una decisión con respecto a la sociedad que los une.

Las referencias de Carrió y López Murphy a las tratativas que mantienen tuvieron un mismo escenario: un congreso de informática que se desarrolla en el Hotel Sheraton, al que concurrió cada uno por su lado, en el marco de sus respectivas campañas.

La que abrió el fuego fue la candidata de la Coalición Cívica y sus declaraciones provocaron un cimbronazo en su incipiente relación con el líder de Recrear. “Está claro que queremos una amplia Coalición Cívica que incluya a muchos sectores, pero que tenga una imposibilidad moral con Macri”, afirmó Carrió. Y, por si quedaba alguna duda, enfatizó que “no hay ni una posibilidad” de negociar con el jefe de gobierno porteño electo.

El límite impuesto por Carrió complica a López Murphy. Con un futuro poco promisorio en las encuestas y un tibio apoyo de Macri, aceptó de entrada la imposición de la chaqueña de declinar su candidatura presidencial, pero no estaba en sus planes romper la sociedad que lo liga al macrismo en la ciudad de Buenos Aires.

La pretensión de López Murphy quedó clara poco después. “Vamos a ser consecuentes con nuestra historia y vamos a respetar los espacios que ya tenemos”, señaló, tras advertir que si no se actúa “con cuidado va a ser compleja” la negociación tendiente a confluir electoralmente con la Coalición Cívica en octubre. “Nos sorprendió porque insultar a nuestros socios no es una manera de empezar”, completó uno de sus escuderos.

López Murphy no ha hablado hasta ahora mano a mano con Carrió, sino que envió de emisario a su compañero de fórmula, el diputado de Recrear Esteban Bullrich. Su interlocutora es la propia chaqueña.

Carrió maneja la cuestión de modo estrictamente personal, pero quienes siguen sus movimientos sostienen que su objetivo es conseguir el apoyo de López Murphy, a quien tentó con la candidatura a senador por la Capital Federal. Frente a las críticas surgidas de parte de los dirigentes que la acompañan desde el ARI, aseguran que su estrategia es “recluir” al líder de Recrear en el Senado.

La principal preocupación de la referente de la Coalición Cívica es no perder en el camino a la gobernadora electa de Tierra del Fuego, Fabiana Ríos, ni tampoco el apoyo del Partido Socialista, cuyo titular y declarado posible compañero de fórmula de la chaqueña, Rubén Giustiniani, salió a pronunciarse también en contra del acercamiento a López Murphy. En el entorno de la chaqueña inscriben también en ese contexto sus afirmaciones sobre la “imposibilidad moral” de asociarse con Macri.

La idea inicial de los hombres de Recrear era confluir en una misma boleta con sus socios macristas y con candidatos de la Coalición Cívica. Ese esquema quedó sepultado bajo las declaraciones de Carrió, pero los operadores de ese espacio no se resignan y todavía hablan de la posibilidad de llegar a un entendimiento. “Habrá que buscar otras alternativas”, explicó un hombre de confianza de López Murphy.

La búsqueda comenzó anoche mismo, al cabo de una reunión que el líder de Recrear mantuvo con sus colaboradores más estrechos. Entre otros, allí estuvieron Bullrich y el también diputado Pablo Tonelli.

Para convencer a Carrió, en Recrear hablan de garantizarle “poca visibilidad de Macri en la campaña y que aparezcan, en cambio, figuras como Gabriela Michetti”. La vicejefa de Gobierno electa tiene muy buena relación con López Murphy y en los últimos meses recibió varios elogios de parte de la candidata de la Coalición Cívica.

López Murphy también tendrá que convencer ahora Macri: aun los macristas puros, quienes se mostraban más abiertos que los peronistas al acercamiento con Carrió, exhibieron su fastidio. “Le falta el respeto al 62 por ciento de los porteños que votaron a Macri”, expuso a Página/12 un íntimo del jefe de Gobierno electo. El titular del bloque del macrismo en Diputados, Federico Pinedo, calificó las expresiones de la chaqueña de “ofensivas, injustas e injustificadas” y especuló que el espacio de Macri “no va a hacer ninguna alianza con alguien que dice que tiene problemas morales con nosotros”.

Por el momento, Macri no tomó ninguna decisión definitiva. Anoche analizó la situación junto a Michetti, Pinedo, Horacio Rodríguez Larreta, Paula Bertol, Marcos Peña, Eugenio Burzaco, Cristian Ritondo e Iván Pavlosky. Y resolvió esperar la evolución de las conversaciones entre López Murphy y Carrió. “Mauricio ya dijo que apoyaba a López Murphy y para nosotros nada cambió. Ahora si dentro de dos días o la semana que viene el que cambia es él, cuando venga y nos lo diga veremos qué hacemos”, contó uno de los macristas que estuvieron en el encuentro.


El PS no quiere saber nada

El presidente del socialismo y senador nacional por la provincia de Santa Fe, Rubén Giustiniani, dejó saber que su partido difícilmente tolere un acuerdo entre Elisa Carrió y el titular de Recrear, Ricardo López Murphy. “A nivel personal, no veo al socialismo compartiendo un mismo espacio político con Recrear”, sostuvo ayer Giustiniani al ser consultado sobre el tema. No obstante, el dirigente aclaró que la decisión sobre si el PS mantendrá el respaldo a la candidatura de Carrió o lo retirará será tomada después de las elecciones del próximo 2 de septiembre en Santa Fe, en las que el socialismo tiene posibilidades ciertas de obtener la gobernación por primera vez en la historia.

Compartir: 

Twitter
 

Elisa Carrió planteó que Mauricio Macri era un “límite moral” para una alianza con Ricardo López Murphy.
 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared