EL PAíS

Patti sueña con una policía militar

“Vote en defensa propia” es su eslogan proselitista y ayer Luis Abelardo Patti se decidió a cargarlo de contenido programático y propuestas explosivas. Rechazadas por la Justicia electoral las impugnaciones en su contra, el candidato a gobernador por Paufe se preparó y apuntó al electorado bonaerense con temas caros a su experiencia como comisario, por la que fue acusado de violaciones a los derechos humanos. Para doblegar los altos índices de inseguridad en la provincia apeló a munición gruesa: militarizar la policía, ordenar las calles y reestablecer el servicio militar obligatorio.

“Si creen que con contención social, dando comida, van a arreglar la seguridad, se equivocan. La seguridad se arregla con orden, respeto, instituciones sanas, una policía ágil que genere confianza y una Justicia no burocratizada”, disparó, en declaraciones por radio.

Puso la mira en el gobernador Felipe Solá y en su ministro de Seguridad, León Arslanian, a quienes acusó –marcial– de actuar con “demagogia barata” al reformar la Policía Bonaerense. “No se puede salir de un problema inventando otro problema que va a traer consecuencias peores. Son incapaces en serio. Lo que tiene que hacer cualquier gobernador es volver a reconstruir la policía, verticalista, militarizada, disciplinada, con vocación de servicio, que genere confianza en la sociedad.”

Si una fuerza de esas características “asusta” a la gente, “entonces que sigan viviendo como están”, descerrajó Patti.

Sus palabras volvieron a detonar sobre el oficialismo provincial y algunas esquirlas derivaron sobre el gobierno nacional: “En cuatro años no hicieron nada, es más, se agravó el delito entre un 14 y un 16 por ciento anual. Y por sus propuestas, que son pocas, tampoco lo van a mejorar. No hablan de problemas de fondo como la reforma del procedimiento penal, orden en las calles, institución unificada y representativa... Si Cristina (Fernández) y (Daniel) Scioli son gobierno, ¿qué pasa con todos los muertos que tuvimos? ¿Por qué no emprendieron la lucha con el delito y la droga? ¿Cómo la van a manejar si no tienen un régimen militarizado y disciplinado?”. Con esos argumentos tiró una bomba: abogó por la restauración de un “servicio militar que no sólo contenga, sino que enseñe oficios, que haga un relevamiento sanitario”.

“La guerrilla también tiene que estar siendo juzgada... El Estado, los homicidios que cometió, son agravados, es grave que cometa delitos, pero las muertes de los otros también son un delito”, terminó.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.