EL PAIS › LAS FUNDACIONES EN LAS QUE TRABAJARA KIRCHNER LUEGO DEL PODER

El bunker para reorganizar el PJ

En Balcarce al 600 queda la sede de la Fundación Primero Argentina. Ya sea desde allí o desde la Fundación Calafate, que ocuparía el mismo espacio, Kirchner armará sus planes partidarios.

 Por Martín Piqué

La mudanza no será tan traumática. Si son unas pocas cuadras, nada más. Para el 10 de diciembre, Néstor Kirchner ya tiene preparado un cuartel general muy cerquita de la Casa Rosada. Las oficinas ocupan todo el primer piso de la esquina de Balcarce y Chile, sobre el conocido café Molière. La cercanía con la Casa de Gobierno queda clara al ver la numeración que está al lado de la puerta: Balcarce 696. Son seis cuadras de Balcarce 50. Esas oficinas corresponden a la Fundación Primero Argentina, en cuyo consejo asesor figuran el gobernador electo Daniel Scioli, el ministro de la Corte Raúl Zaffaroni, el secretario legal y técnico Carlos Zannini y el ministro de Economía Miguel Peirano. El objetivo es elaborar programas de gobierno. Pero aparte de la elaboración de planes, es muy probable que a partir de diciembre en esas oficinas funcione la Fundación Calafate, creada a partir del grupo precursor del kirchnerismo y hasta ahora encabezada por el jefe de Gabinete, Alberto Fernández. Eso significa que Kirchner pasará mucho tiempo en ese lugar, desde donde encabezaría su anunciada ofensiva para reorganizar el peronismo y pelear por su conducción.

Las oficinas de Balcarce y Chile tienen una decoración muy moderna –es un edificio antiguo reciclado– y en sus paredes se exponen pinturas de Ricardo Carpani, Luis Felipe Noé y Carlos Gorriarena. Dos abogados muy cercanos a Kirchner, Carlos Long y Olaf “Pilo” Aaset, pasan bastante tiempo allí. Presidente y vice de la Fundación Primero Argentina, suelen tener reuniones periódicas con Zannini. En la grilla de esa entidad aparecen el embajador en Francia, Eric Calcagno, como director ejecutivo y coordinador del área de política económica; la senadora Marita Perceval como coordinadora del área de defensa; el contador Delfo Buchaillot (jefe de Gabinete del senador cordobés Roberto Urquía, otro allegado a CFK) a cargo de Agricultura. Son algunos de los nombres del staff y sugestivamente son todos dirigentes de mucha confianza de CFK.

La aparición de tantos nombres cercanos a la presidenta electa tiene una rápida explicación: la función de la Fundación Primero Argentina es preparar las políticas de gobierno que se llevarán adelante en el período 2007-2011. Al menos eso fue lo que se anunció en la presentación de la entidad, que se realizó a mediados de diciembre pasado en el Colegio Nacional de Buenos Aires. La tarea siguió con la incorporación de algunos especialistas en distintas áreas, algunos con perfiles tan disímiles como el ingeniero Jorge Schvarzer, secretario de Investigación de la Facultad de Ciencias Económicas, y el rugbier Agustín Pichot, capitán de Los Pumas. “Estamos funcionando a full, para colaborar con los programas de gobierno y los equipos técnicos de la Nación. Cristina decidirá si quiere llevarse a alguno de los que están”, aseguró Aaset a Página/12.

Aunque las oficinas de Balcarce y Chile están asignadas a la Fundación Primero Argentina, el gran interrogante es qué pasará con la entidad melliza y (en rigor) pionera: la Fundación Calafate. Inscripta ante la Inspección General de Justicia en marzo de 2006, esa entidad está presidida por el jefe de Gabinete. En el momento de su creación, estaba dedicada a la promoción de debates, la creación de un sitio en Internet y tareas de capacitación.

Creada como una organización de la sociedad civil (OSC), era la institucionalización del grupo Calafate que había creado Kirchner en octubre de 1998. Desde aquel momento hasta la asunción del santacruceño en 2003, ese espacio sirvió primero para reunir a dirigentes de extracción peronista con cierto perfil de centroizquierda y, luego, directamente para impulsar la candidatura de Kirchner.

Se sabe que la tarea de la Fundación Calafate será otra a partir de diciembre. Tras dejar la Presidencia, Kirchner se convertirá en el titular de la entidad. Según ya anunció a sus colaboradores, piensa recorrer el mundo dando conferencias como presidente de la Fundación, algo similar a lo que hace el ex presidente estadounidense Bill Clinton. Sin embargo, la tarea esencial que tiene pensada es convertir la Fundación en la plataforma para iniciar la cruzada por la reorganización del justicialismo. Y el espacio físico que usará para ese fin será probablemente el primer piso de Balcarce 696.

Compartir: 

Twitter
 

El edificio de Balcarce al 600 será el bunker del kirchnerismo.
Imagen: Guadalupe Lombardo
 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.