EL PAIS › KIRCHNER RECIBIO A LOS FAMILIARES DE LOPEZ

Con el compromiso de avanzar

 Por Adriana Meyer

En ocasiones similares, Irene de López había mantenido silencio. Pero ayer, en su segundo encuentro con el presidente Néstor Kirchner, habló de la “vergüenza” que constituye que no haya ninguna pista concreta sobre la desaparición de su marido, Jorge Julio López, ocurrida hace más de un año. La reunión con el saliente mandatario duró casi dos horas y participaron los hijos de López, Ruben y Gustavo; su abogado, Alfredo Gascón Cotti, además del ministro del Interior, Aníbal Fernández, y quien será su sucesor, Florencio Randazzo. Los López pretendían que se sumara la presidenta electa, Cristina Fernández de Kirchner, para obtener un compromiso con la búsqueda del testigo previo a su asunción. Pero esto no ocurrió. Con su declaración, López contribuyó a la condena del represor Miguel Etchecolatz.

Según pudo saber Página/12, los López acudieron por segunda vez a la Casa de Gobierno (la primera había sido al poco tiempo de ocurrida la desaparición) con la intención de “regenerar compromisos” con la investigación de lo sucedido con este testigo clave, de quien nada se sabe desde el 18 de septiembre de 2006. En tal sentido, conversaron sobre la posibilidad de la creación de una unidad específica destinada al caso y también sobre medidas concretas de investigación, que la fuente consultada se excusó de detallar porque apuntarían a cuestiones vitales de la causa.

El presidente Kirchner les manifestó que “va a seguir” compenetrado con el tema porque admitió que “le duele”. Si bien los López se mostraron comprensivos, como había ocurrido la primera vez, en esta oportunidad le dijeron que ante la falta de resultados había que “ponerse las pilas”. Sin embargo, uno de los participantes y un allegado a la familia coincidieron en que el encuentro fue “ameno” y hasta “afectivo”. Quedaron en que la semana próxima tendrán otra reunión con Fernández y Randazzo, cuando ambos ya se estén desempeñando en sus nuevos cargos.

“Si hay que entrar en estructuras o avanzar sobre personas no me importa”, dicen que dijo Kirchner en cuanto a su decisión de profundizar la investigación, que está activa pero plagada de irregularidades. Respecto del impacto que significó el caso López para su gestión, el Presidente y su ministro político coincidieron en que había sigo un golpe lo suficientemente fuerte como para mencionarlo ante la Naciones Unidas.

Los funcionarios dedicaron varios minutos a enumerar las variadas medidas y operativos realizados para dar con el testigo, y si bien los López estuvieron informados siempre a través de la Secretaría de Inteligencia, la conducción de la pesquisa está en manos de la Justicia federal de La Plata y de la Policía Bonaerense. Fue entonces que hubo coincidencias al momento de cuestionar la labor de los hombres del ministro de Seguridad bonaerense, León Arslanian. Los familiares estarían molestos por recientes declaraciones de las autoridades provinciales salientes sobre los supuestos avances del caso.

Compartir: 

Twitter
 

Kirchner recibió a la familia López junto a Fernández y Randazzo.
 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.