EL PAíS › DISPUTA EN LA LEGISLATURA POR EL PRESUPUESTO DE LA CIUDAD

Cerrojos K para la caja de Macri

El kirchnerismo aseguró que no aprobaría el Presupuesto impulsado por el macrismo. Las objeciones apuntan al endeudamiento previsto.

 Por Santiago Rodríguez

La pulseada entre el macrismo y el kirchnerismo se trasladó a la Legislatura porteña y tal vez haga que, al asumir la Jefatura de Gobierno el próximo domingo, Mauricio Macri no tenga aprobado el Presupuesto que armó para encarar su primer año de gestión. “Así como está, no lo aprobamos”, anunció ayer el jefe del bloque K, Diego Kravetz, y complicó así a los macristas, quienes contaban con que su previsión de gastos e ingresos para 2008 pasaría hoy con éxito por el recinto. Macri tendrá a partir de la semana que viene el número de legisladores suficiente para aprobar su iniciativa, aunque sus operadores legislativos aseguraron que seguirán trabajando en la búsqueda del “mayor consenso posible”.

Macri prevé gastar el año que viene poco más de 13 mil millones de pesos, según precisó su futuro ministro de Hacienda, Néstor Grindetti, al presentar el Presupuesto en la Legislatura. La pauta incluye un endeudamiento por 1628 millones de pesos, que el electo jefe de Gobierno pretende contraer con el propósito de integrar un fondo de infraestructura social para invertir en educación, vivienda, salud y demás áreas.

La pretensión de endeudar a los porteños encontró resistencia entre los legisladores de la oposición. Los pedidos para contraer deuda nunca hallan demasiado eco entre los opositores. De hecho, el macrismo vetó una solicitud que en ese mismo sentido hizo hace apenas un año el saliente jefe de Gobierno, Jorge Telerman.

“Aquello era para usar los fondos en gastos corrientes; esto es, para obras”, se justifican ahora los macristas. Y eso mismo argumentan del otro lado los K para rechazarles en esta oportunidad –también lo hicieron en el caso de Telerman– su petición. “El Presupuesto que propone Macri incluye un endeudamiento para gasto corriente y no para obras públicas”, remarcó Kravetz y adelantó que “si no lo cambia, no lo aprobamos”.

La intención del macrismo es aprobar el presupuesto hoy para que Macri lo tenga desde el arranque de su gestión, pero Kravetz llegó ayer a la reunión prevista para la firma del despacho de mayoría para llevar al recinto con la novedad de que su bloque no estaba de acuerdo.

Los macristas afirman tener los votos necesarios para sacar el presupuesto hoy mismo. En su cuenta incluyen a los legisladores de la Coalición Cívica, a los que responden a Telerman y a algunos otros desperdigados en diferentes monobloques. Pero sostienen que prefieren no forzar la aprobación. “No tenemos apuro y, si es necesario, esperaremos a la semana que viene porque priorizamos la búsqueda de consenso”, declaró el macrista Diego Santilli.

Los K tienen otra opinión: que el macrismo no tiene asegurado para hoy el número de legisladores suficientes para aprobar el Presupuesto, cosa que sí tendrá a partir de la próxima semana. Con 28 bancas, los macristas quedarán entonces a las puertas del quórum propio.

“Si el macrismo acepta que el endeudamiento sea para obras determinadas y con fuerte control legislativo, lo vamos a acompañar”, planteó Kravetz. El kirchnerismo advierte que el presupuesto tiene unos 300 millones más de gastos que de ingresos. Quiere que se corrija ese desequilibrio y que el pedido de endeudamiento vaya en una ley separada, que incluya un anexo con un detalle de las obras a las que se asignarán los recursos y la creación de una comisión legislativa de control.

En verdad, la sanción de una ley especial es lo que prevé el artículo 53 de la Constitución porteña y el primero en señalarlo fue Martín Hourest, quien a diferencia de los K nunca se mostró dispuesto a acompañar la pauta de Macri y advirtió que no debe ser votado hoy. El legislador de Buenos Aires para Todos remarcó que “hubo menos de una semana para estudiarlo” y disparó: “Si el macrismo quiere cambiar la lógica de funcionamiento de la ciudad, debe presentar en serio el plan del endeudamiento y anular los superpoderes que tiene Macri para manejar el 5 por ciento del Presupuesto. Si en el Congreso los macristas votan en contra de la emergencia de Cristina y los superpoderes de Alberto Fernández, no pueden pedirlos en la ciudad”.


“Ineficiente”

El jefe de Gobierno porteño, Jorge Telerman, llamó “ineficiente” a su antecesor en el cargo, Aníbal Ibarra, con el argumento de que fue “un bochorno” la inversión realizada en escuelas y hospitales durante su mandato. Añadió: “A confesión de partes, relevo de pruebas. El mismo Ibarra dijo que cuando él se fue del gobierno, en el banco había 1500 millones de pesos. Pero no eran de ahorros, sino ineficacia y subejecución. Fue plata que se recaudó y que no se invirtió”.

Compartir: 

Twitter
 

Macri prevé gastar en 2008 poco más de 13 mil millones de pesos en Buenos Aires.
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.