EL PAíS › EL DIRECTORIO DEL CENTRAL EMPEZó A ARMAR EL FONDO DEL BICENTENARIO

Reservas camino al Tesoro

Con Redrado atrincherado, el directorio de la autoridad monetaria activó la implementación del decreto que destina 6569 millones de dólares para el pago de deuda. Pero el Gobierno recién los tendría a fin de mes. Asume Pesce como presidente interino.

 Por David Cufré

Mientras Martín Redrado permanecía atrincherado en su despacho, seis de los diez directores del Banco Central avanzaron ayer en la constitución del Fondo del Bicentenario. Instruyeron al gerente general del organismo, Hernán Lacunza, y a las áreas técnicas competentes para que empiecen a trabajar en sintonía con el decreto de necesidad y urgencia 2010. Esa es la norma que deriva 6569 millones de dólares de las reservas al Tesoro para el pago de deuda. Sin embargo, esto no significa que el directorio ya haya aprobado la entrega de las divisas, sino que aceleró un proceso que Redrado tenía virtualmente bloqueado. Fuentes de la autoridad monetaria estimaron que recién hacia fines de mes el Ministerio de Economía podría contar con los dólares, luego de que se cumplan pasos previos necesarios como la reglamentación del decreto. En tanto, para hoy está prevista una nueva reunión de directorio, ya con Miguel Angel Pesce como presidente.

Más allá de lo que dispuso ayer el directorio, el encuentro fue un hecho político en sí mismo. La intención fue exhibir que Redrado no domina el Central. El ministro de Economía, Amado Boudou, enfatizó que la conducción del organismo está a cargo de un cuerpo colegiado. Ese cuerpo lo componen diez integrantes: Pesce, hasta ayer vicepresidente y ahora presidente interino; Arnaldo Bocco, Sergio Chodos, Carlos Sánchez, Gabriela Ciganotto y Waldo Farías estuvieron en la reunión. Faltaron el propio Redrado, su mano derecha, Carlos Pérez, Zenón Biagosch y Arturo O’Connell. Pero la cuenta no es seis a cuatro, sino siete a tres, según dicen desde el Gobierno, ya que cuentan a O’Connell como propio, ayer ausente por encontrarse de viaje en Europa.

La sesión del directorio estaba prevista desde hacía semanas. La había convocado Redrado, como es usual y reglamentario. Pero anteanoche, a las 23.30, el secretario de Actas del Central envió un mail a los directores cancelando la cita. Explicó que no había temas nuevos para tratar ni ninguna cuestión de carácter urgente. Lo hizo siguiendo las instrucciones de Redrado. El decreto que firmó Cristina Kirchner y todo el gabinete removiendo del cargo al funcionario señala esta cuestión como una muestra del incumplimiento de los deberes de funcionario público. En relación a esa actitud de Redrado, el decreto dice: “Quien debe preocuparse por el cumplimiento de las normas se niega a aplicarlas, y además trata de entorpecer o desconocer la acción del directorio de la entidad, siendo ello inadmisible”.

En esa línea, los seis directores que se juntaron de todos modos lo primero que hicieron fue cambiar el orden del día para reconocer la legitimidad de la reunión. Luego aprobaron retirar al presidente del Central las facultades delegadas. “En los últimos años se fueron transfiriendo muchas atribuciones del directorio al titular del organismo: la intervención en el mercado de cambios, la operatoria de pases, las licitaciones de letras. Ahora el directorio recupera el control de todas esas áreas”, explicó a este diario uno de los participantes del cónclave.

Pero lo más trascendente de la reunión fue que se instruyó al gerente general y a las distintas áreas que deben intervenir en la implementación del decreto que crea el Fondo del Bicentenario para que empiecen a trabajar en ese sentido. “El trabajo técnico es enorme. Hasta ahora no se había hecho nada, más que mandarlo a las áreas jurídicas. Estimo que el Tesoro recién podría acceder a los dólares de las reservas hacia fines de mes o principios de febrero”, indicó otra alta fuente de la autoridad monetaria. Una incógnita es cuál será la actitud de Lacunza, el gerente general, hasta ahora alineado a Redrado.

El encuentro de los directores empezó a las 11.30 y se prolongó hasta la tarde. Sobre el final, tomaron vista formalmente del decreto que echó a Redrado. Eso le podría dar una cobertura legal mayor a la reunión, que Redrado desconoce porque no estuvo convocada por él. Cerca del ex funcionario insisten en que el Gobierno se expone a embargos de reservas por parte de fondos buitres al tomar divisas mediante un decreto. Recuerdan que cuando fue el pago anticipado al Fondo Monetario, el Central armó una ingeniería con once bancos centrales, compró DEG –la “moneda” del FMI– y efectuó movimientos de divisas durante tres días para evitar que echaran mano de ese dinero. Ahora, afirman, no se hizo nada de eso. Pesce, el nuevo presidente interino del Central, seguirá hoy analizando la cuestión en otra reunión de directorio.

Compartir: 

Twitter
 

Miguel Angel Pesce toma hoy el cargo de presidente del Banco Central, aunque sería un interinato.
Imagen: Rafael Yohai
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.