EL PAíS › EFECTOS DEL CONFLICTO EN LA IMAGEN DE MACRI

Un bajón para Mauricio

Distintos analistas coincidieron en que el Jefe de Gobierno bajó entre ocho y diez puntos, aunque mantiene una base alta. Las causas del fenómeno y sus consecuencias para el futuro.

 Por Julián Bruschtein

A raíz del enfrentamiento con los docentes porteños, el Jefe de Gobierno, Mauricio Macri, sufrió una caída en su imagen positiva. Consultados por PáginaI12, distintos analistas coincidieron en que Macri bajó entre ocho y diez puntos porcentuales como consecuencia del conflicto, aunque mantiene una base del 40 por ciento que lo vota desde el 2003, cuando se presentó por primera vez. Para Roberto Bacman se puede estar ante “un efecto bisagra que puede afectar a futuro las elecciones legislativas del año que viene”, dependiendo de cómo se desarrollen; Hugo Haime observa que la baja en el porcentaje se debe a que “la porción que fluctúa constantemente es el 20 por ciento que lo apoyó en el ballottage”, y para Analía Del Franco la caída en la imagen “puede ser porque el gobierno no lo puede resolver”. Para Enrique Zuleta Puceiro, “el resultado le va a ser favorable en la medida en que quienes lo enfrente sean sindicalistas”.

- Roberto Bacman: “La imagen de Macri está bastante estable a pesar de que existe una baja sensible. Después del conflicto entre el gobierno nacional y el campo, donde tuvo su pico más alto rozando el 60 por ciento, ahora después del conflicto con los docentes bajó entre un ocho y un diez por ciento. Cuando Macri ganó la jefatura de Gobierno lo hizo centrándose más en ofrecer una imagen de intendente, es decir poniendo el ojo en la gestión, la recolección de la basura, el bacheo, la necesidad de la policía propia, etc. Y lo hizo bien hasta ahora que parece haber hecho eclosión en la población por la conflictividad con los maestros. Si bien hoy el promedio está en el punto más bajo sostiene la adhesión del 40 por ciento que lo votó hace cinco años y lo volvió a votar el año pasado, que es un piso muy alto. Lo que sucede es una novedad porque parecía que no había bala que le entre y la problemática que se presentó con los maestros se presenta como un efecto bisagra que puede afectar a futuro las elecciones legislativas del año que viene. Lo que sigue claro es que el voto histórico de centroderecha que caracteriza a la ciudad sigue viendo con cariño al macrismo. Ese 34, 35 por ciento es muy difícil que se dé vuelta”.

- Analía Del Franco (Analogías): “Un conflicto con tanto tiempo sin resolver seguro que hace mella en la imagen de quien debe resolverlo. A pesar de que (el jefe de Gobierno Mauricio) Macri tenía una imagen positiva muy fuerte y con un nivel de apoyo intacto desde que asumió hasta ahora, la falta de resolución del conflicto docente está generando una caída. Una de las razones que se pueden encontrar puede ser que el gobierno no lo puede resolver y se genera una situación similar a la que se vivió entre el conflicto del campo y el gobierno nacional, donde la falta de resolución y la dilación en el tiempo produjeron un efecto negativo sobre la imagen de la presidenta. El gobierno porteño, que mantuvo el soporte de la población durante un año, ahora se ha erosionado y está sintiendo el impacto por su imposibilidad para resolverlo. A esta altura ya no importa cuál de los sectores tiene la razón, porque si bien la población está a favor de la demanda pero no de la protesta, infiere que el gobierno es quien debe tomar una decisión para resolver el conflicto”.

- Hugo Haime: “Este mes se evidencia una caída en la imagen de Macri a causa de la cantidad de problemas que hay en la ciudad. El tema de la gestión y el conflicto docente son los puntos donde se genera este desgaste. Tampoco se puede decir que es una caída desmesurada e importante porque Macri viene fluctuando desde hace un tiempo. Lo que está claro es que el jefe de Gobierno sigue manteniendo la base del 40 por ciento que lo votó en primera vuelta y la porción que fluctúa constantemente es el 20 por ciento que lo apoyó en el ballottage. En general un enfrentamiento con los maestros o con lo docentes universitarios supone un gran problema para los dos, porque los maestros también tienen que lidiar con los padres que se enojan por la falta de clases, por ejemplo. Lo cierto es que de las mediciones en las que se mantenía, aproximadamente en un 50 por ciento positivo y un 50 por ciento negativo, ahora estaría en el orden de un 45 por ciento y un 55 por ciento respectivamente”.

- Enrique Zuleta Puceiro: “Macri está ensayando una estrategia para lidiar con uno de los problemas sociales más importantes, que es el de la educación. Este debate no lo ha rehuido, a pesar de que distintos sectores lo quieren enfrentar con facetas complejas. Aquí lo que sucede es que no se discute política educativa sino una problemática económico-salarial de la educación. Se podría decir que el resultado le va a ser favorable en la medida en que quienes lo enfrenten sean sindicalistas. La idea que existe desde hace tiempo acerca de los sindicalistas es negativa y en este caso que Macri sostiene que mantienen a los alumnos de rehenes, a futuro puede ser positivo”.

Compartir: 

Twitter
 

El jefe de Gobierno, Mauricio Macri, y su ministro de Educación, Mariano Narodowski.
SUBNOTAS
  • Un bajón para Mauricio
    Por Julián Bruschtein
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.