EL PAíS › EL OFICIALISMO QUIERE VOTAR EL FIN DE LAS AFJP LA SEMANA PRóXIMA

Los K aceleran la marcha

El bloque kirchnerista pedirá hoy que la iniciativa se trate el 6 de noviembre. Mientras tanto busca sumar el apoyo del SI y los socialistas. Florencio Randazzo se sumó a las conversaciones con los dirigentes de esas fuerzas.

 Por Miguel Jorquera

Los diputados kirchneristas decidieron acelerar la eliminación de las AFJP y pedirán en la sesión de hoy la preferencia para que la iniciativa se vote en el recinto el 6 de noviembre. El oficialismo continuará hoy la ronda de encuentros con distintos partidos y bloques parlamentarios para sumar aliados a la iniciativa que devuelve a manos del Estado el sistema previsional. En tanto, la oposición divide su postura entre quienes apoyan el proyecto pero reclaman controles sobre los fondos que pasaría a administrar la Anses, como el SI y los socialistas, y quienes se declararon directamente en contra de la sanción de la ley, el núcleo duro que conforman la CC, la UCR y el PRO.

El porotómetro no tuvo oscilaciones. Confiado en reunir más de 140 votos entre su propia tropa y la de sus aliados más cercanos, el kirchnerismo decidió apresurar el tratamiento del proyecto gubernamental. Las más de seis horas que llevó el debate en el plenario de las comisiones de Presupuesto y Previsión –a la que asistieron Carlos Tomada y Amado Boudou– obligó al oficialismo a postergar, “tal vez” para hoy, su reunión de bloque.

La bancada kirchnerista no limitó su labor de ayer al debate en comisiones legislativas. El jefe del bloque, Agustín Rossi, se reunió con Jorge Obeid para limar asperezas y asegurar que los díscolos diputados oficialistas santafesinos también se sumarán al proyecto oficial. Lo mismo hizo con los entrerrianos y cordobeses que votaron en contra de las retenciones móviles. El recuento oficialista sólo excluye a un “puñado” de rebeldes que encabeza Felipe Solá, aunque tampoco tienen certeza si estos se opondrán a la iniciativa.

Rossi completará hoy una ronda de reuniones que incluye al Frente Grande y con los radicales K. A la tarea de buscar “consensos” también se sumó la Casa Rosada, a través del ministro político Florencio Randazzo.

El oficialismo busca seducir al SI y los socialistas. “La vuelta al sistema público de reparto será volver al mandato constitucional”, dijo la diputada del SI María América González y agregó que “la seguridad social es una obligación social y ésta no es opcional”. Pero su bloque, que apoyaría en general el proyecto, también reclama garantías. Entre ellas que “el presupuesto de la Seguridad Social debe tener autonomía económica y financiera” y el control de los fondos.

Los socialistas también condicionaron su apoyo. “Sin garantías acerca del uso y la administración de los fondos, el PS votará su propio dictamen”, afirmó la jefa del bloque socialista, Silvia Augsburger. La decisión se tomó en una reunión que la bancada tuvo al mediodía. “La visita al Congreso de Tomada y Boudou nos dejó más preocupaciones sobre la propuesta, ya que no plantearon garantía alguna de que los fondos de la Anses serán usados solamente para el pago de jubilaciones y pensiones”, sostuvo Augsburger más tarde.

El dirigente ruralista Alfredo De Angeli llegó ayer al Congreso para rechazar el proyecto oficial ante la segunda línea de las bancadas del UCR, el PRO y la CC. El encuentro se organizó para recibir los reclamos de los trabajadores de las AFJP, que también se oponen al proyecto. Todos coincidieron en rechazar la eliminación del sistema privado.

Por la mañana, Elisa Carrió se reunió con el jefe de su bancada en diputados, Adrián Pérez, para ratificar la postura de su fuerza política. “A esta altura está muy claro que el objetivo es hacerse de una masa de recursos de los actuales trabajadores y futuros jubilados”, dijo Pérez apuntándole al Gobierno.

“La pregunta es por qué hizo plata la Anses, si está fundida. Las pregunta es porque las provincias y la Nación tienen que incorporar sus recursos a la Anses, para que a ésta le sobren recursos”, preguntó el radical Oscar Aguad dirigiéndose al ministro de Trabajo, y fijó así su posición frente al proyecto de la Casa Rosada. El radicalismo ya ha decidido oponerse a la iniciativa.


Los sindicatos apoyan

Los sindicatos que nuclean a los empleados de las AFJP manifestaron su apoyo al nuevo sistema de jubilaciones, y a la decisión del Gobierno de garantizar los 11 mil puestos de trabajo. Así indicaron los gremios durante una reunión que mantuvieron en el Ministerio de Trabajo, con motivo de la puesta en funcionamiento de la Comisión de Trabajo para la Preservación del Empleo. Durante el encuentro, los diferentes gremios fueron informados de la decisión del Gobierno de preservar las fuentes de trabajo y de velar por el estricto cumplimiento de la normativa vigente para “evitar medidas de repercusión colectiva en las fuentes laborales”. Es decir, futuros despidos. Por su parte, los representantes de los sindicatos Bancario y del Seguro suministraron una serie de datos en relación con las conductas que se venían observando en las empresas y que generaban el riesgo de afectación del nivel de empleo. Todos los que participaron del encuentro en la cartera laboral manifestaron un fuerte compromiso sindical con la decisión del Ejecutivo en su propósito de preservar el empleo, y de modificar estructuralmente el sistema de jubilaciones.

Compartir: 

Twitter
 

Los oficialistas Patricia Vaca Narvaja, Eduardo Fellner, Agustín Rossi y José María Díaz Bancalari ayer, durante la exposición de Carlos Tomada.
SUBNOTAS
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.