ECONOMíA › EMPRESAS PRIVADAS ACORDARON LA REPATRIACIóN DE TRES MIL MILLONES DE PESOS

El Gobierno mantendrá el dólar en 3,35

En fuentes oficiales informaron que el Banco Central “planchará” el dólar alrededor del valor que alcanzó ayer, 3,35 pesos. El Gobierno acordó con empresas privadas la repatriación de tres mil millones de pesos para no usar las reservas.

 Por Daniel Miguez

El dólar llegó ayer al nivel de cotización en el que el Gobierno quiere mantenerlo flotando y el Banco Central “va a poner todo lo que haga falta para plancharlo” en torno de los 3,35 pesos, según señalaron altas fuentes del Gobierno a PáginaI12.

Para que las reservas no sigan sufriendo si la presión compradora continúa siendo fuerte, el Gobierno indujo a empresas privadas a traer divisas del exterior que estarán ingresando al mercado en los próximos días. El lunes, entre otras cosas, el director de la Anses, Amado Boudou, le pidió a las AFJP que hicieran retornar a la Argentina 1800 millones de pesos que están invertidos en Brasil. Ese ingreso de divisas será gradual, en tres tandas de 600 millones. También algunos bancos y otras empresas se comprometieron a volcar al mercado unos 1200 millones en un plazo muy corto.

Con esa inyección de dólares –creen en el Gobierno– se tranquilizará la cotización que viene en alza pausada pero continua desde que el Banco Central la hizo caer abruptamente durante el conflicto de las cámaras agropecuarias luego de que, en medio de ese enfrentamiento con el Gobierno, hubo una intencionada cadenas de mails con mensajes apocalípticos que habían hecho subir desmedidamente para ese entonces la moneda estadounidense.

Hace dos semanas, cuando el dólar estaba a 3,27 pesos, PáginaI12 había anticipado que la intención del Gobierno era dejarlo crecer hasta los 3,35 pesos, nivel que fue superado ayer al cerrar a 3,36. Para la cúpula del Gobierno este es un valor razonable para hacer equilibrio en la encrucijada que se abre frente a las alternativas de una baja excesiva o una suba de la misma índole: la pérdida de competitividad de las empresas argentinas frente a las brasileñas o el riesgo de que se dispare la inflación.

La depreciación del real frente al dólar puso en riesgo a buena parte de la industria argentina que aprovechaba la diferencia cambiaria para venderle sus productos a Brasil y ahora esos exportadores presionan para que el peso también se devalúe acompañando al real.

Según estiman en el Gobierno, en coincidencia con los operadores cambiarios, la tendencia de ahorrar en dólares frente a la crisis financiera mundial por la caída de bonos y acciones no sólo se da en la Argentina, sino que el fenómeno se repite en casi toda Latinoamérica y, con más fuerza, en Brasil y Chile, donde sus “bancos centrales” también están obligados a vender para que el dólar no se dispare demasiado.

En el Banco Central agregaban a algunos de estos argumentos, que a fin de mes suele haber más demanda para hacer frente a las obligaciones en dólares. En el Gobierno, de todos modos, ayer se percibía tranquilidad y ninguna de las fuentes consultadas por PáginaI12 parecían asustadas por la presión compradora sobre el dólar que necesariamente –y más aún si se sostiene en el tiempo– hace sufrir al Banco Central. “Realmente no es para preocuparse porque tenemos suficiente aire para manejar el dólar. Claro que no es cuestión de andar rifando las reservas, por eso estamos incentivando el ingreso de dólares”, señaló un funcionario del Gobierno.

Como contrapartida, en el Gobierno observaron cómo repuntó la Bolsa que terminó cerrando con una suba del 6,58 por ciento. La remontada final en la jornada de ayer del MerVal coincidió con la suba del dólar que se precipitó sobre el cierre de las operaciones.

Compartir: 

Twitter
 

Las AFJP traerán 1800 millones de pesos en tres tandas. Otras empresas privadas liquidarán otros 1200 millones.
Imagen: Leandro Teysseire
SUBNOTAS
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.