ECONOMíA › EL MERCADO DESCUENTA UNA BAJA DE LA TASA DE INTERéS

Euforia en Wall Street

El Dow Jones trepó 10,8 y el índice Nasdaq, 9,5 por ciento, luego de que la Reserva Federal dejara trascender que hoy podría reducir la tasa de 1,5 a 1 por ciento.

La Bolsa de Nueva York registró ayer una fuerte suba previendo un inminente recorte de la tasa de interés que se definiría hoy. El Dow Jones trepó 10,8 y el índice tecnológico Nasdaq, 9,5 por ciento, en otra jornada con fuertes altibajos. Wall Street abrió en alza, pero a media mañana parte de las ganancias se borraron debido a la caída registrada en el índice de confianza de los consumidores, que descendió al nivel más bajo desde que se creó el indicador, en 1967. Luego trascendió que la Reserva Federal evalúa bajar la tasa de 1,5 a 1 por ciento hoy, su nivel más bajo en los últimos cincuenta años, y la remontada terminó siendo espectacular. En Europa la mayoría de los mercados también cerraron en alza, pero con subas más modestas. Londres ganó 1,9, París 1,5, Estocolmo 1,2, Zurich 0,7 y Amsterdam, 0,4 por ciento. Milán y Madrid, en cambio, cayeron 2,3 y 1,3 por ciento, respectivamente.

La baja de la tasa de interés apunta a incentivar una economía que ya habría entrado en recesión. El jueves se esperan datos sobre el crecimiento estadounidense entre julio y septiembre, y los analistas prevén un retroceso del PIB de 0,5 por ciento a ritmo anual. Además, el Departamento del Tesoro anunció ayer que comenzará con el operativo de estatización parcial de los nueve bancos más grandes del país, mediante la compra de acciones sanas por 125.000 millones de dólares, como parte del plan de rescate aprobado recientemente. El Tesoro también analiza un pedido de inyección de liquidez por 10.000 millones de dólares de las automotrices General Motors y Chrysler, y en caso de que lo acepte, el Gobierno tendrá acciones de ambas compañías.

Para el mercado esos datos terminaron siendo más relevantes que la caída del índice de confianza de los consumidores, la baja de 16,6 por ciento registrada en los precios de las viviendas respecto del mismo mes de 2007 y los malos resultados de algunas empresas como Whirpool que ayer anunció que suprimirá 5000 empleos hasta fin de 2009 debido a la desaceleración de la demanda de sus electrodomésticos en América del Norte y Europa.

El otro dato llamativo de la jornada fue la difusión de las exigencias que está fijando el Fondo Monetario a los países que necesitan asistencia en medio de la crisis. Mientras la Reserva Federal evalúa una baja de la tasa de interés para acelerar la economía, el Fondo le exigió a Islandia, una de las naciones más perjudicadas por la crisis financiera internacional, que suba la tasa y eso fue lo que hizo ayer. Desafiando a todos los manuales de economía, el Banco Central de ese país elevó la tasa nada menos que 6 puntos llevándola a 18 por ciento. La otra condición del FMI fue estabilizar la divisa islandesa, la corona, que se depreció alrededor de un 40 por ciento desde el comienzo del año. Tal vez a raíz de estos condicionamientos, Rumania, que se rumoreaba que iba a ser el próximo país “rescatado” por el FMI, salió a decir que no necesita ayuda del organismo. “En este momento Rumania no tiene la intención de apelar a FMI. Seguimos en contacto porque somos un país miembro del Fondo”, declaró el vicegobernador del Banco Central Rumano, Cristian Popa.

Compartir: 

Twitter
 

Si la FED lleva la tasa a uno por ciento será el nivel más bajo en los últimos cincuenta años.
Imagen: EFE
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.