EL MUNDO › EL REPUBLICANO RECUPERó EL ESPíRITU DE LUCHA EN PENNSYLVANIA

“No nos rendimos”, dijo McCain

El candidato dio un discurso como si estuviera viviendo su última oportunidad. “Levántense y peleen”, exhortó el veterano de Vietnam a sus seguidores, consciente de que va por debajo en los sondeos, a horas de las elecciones.

 Por David Usborne *

Desde Hershey, Pennsylvania

Motivado por la adversidad, John McCain reveló ayer en un acto en Pennsylvania al militante que lleva adentro. Frente a sus seguidores se negó a frustrarse por los números de las encuestas y los rumores sobre las divisiones dentro del Partido Republicano, y les pidió un último acto de fe: “Levántense, levántense, levántense y peleen”.

Una semana antes de la elección, McCain recuperó su viejo encanto al llegar junto con su compañera de fórmula, Sarah Palin, a Hershey, la capital norteamericana del chocolate. Inspirado, el veterano héroe de Vietnam les rogó a sus seguidores que no se den por vencidos. Aun después de reconocer que muchos norteamericanos ya lo habían descartado, el senador de Arizona intentó mantener el espíritu vivo hablando sin parar: “Nada es inevitable aquí. Nosotros nunca nos rendimos. Nunca abandonamos. Nunca nos escondemos de la historia. Ahora ganemos esta elección y hagamos crecer este país otra vez”. Fue el discurso de un político/guerrero que siente que está viviendo su última oportunidad. El coraje detrás de su candidatura y su campaña, aun en un clima tan desfavorable como el actual, se ve en el mapa. El hecho de que la pareja McCain-Palin esté peleando Pennsylvania, un estado que no ha votado a un candidato presidencial republicano desde 1988, es quizá valiente o simplemente estúpido.

La mayoría de las encuestas le da una ventaja a Barack Obama de entre 10 y 11 por ciento en este estado. Sin embargo, si existe apenas una pequeña posibilidad de que McCain dé vuelta esa diferencia, debe tomarla. Ganar Pennsylvania significa 21 votos del colegio electoral y, quizá, crear un efecto expansivo sobre otros estados del oeste del país, que actualmente tienen una pequeña ventaja a favor del candidato demócrata.

Además, Obama tampoco está totalmente confiado de que se impondrá en Pennsylvania el próximo martes. Al mismo tiempo que McCain arrancaba su acto en Hershey, su rival se dirigía a cinco mil simpatizantes en Chester, en las afueras de Philadelphia. “No podemos darnos el gusto de descansar, relajarnos por un día, un minuto o siquiera un segundo en esta última semana”, aseguró. “No ahora y especialmente cuando hay tanto en juego.” Después de ahí se fue a Virginia, Carolina del Norte y Florida, tres estados en donde mantiene una pequeña ventaja a favor.

McCain no sólo está batallando para mantener el espíritu de sus seguidores sino para conservar la unidad dentro de su equipo de campaña. Ayer, el sitio de Internet politico.com sostuvo que un importante asesor del senador de Arizona definió a Palin como una “delirante”. Dos días antes, otro hombre leal a McCain la había calificado de “diva”.

Arriba del escenario, Palin cumplió su rol de enérgica compañera de fórmula. Como ya es usual, recordó a Joe el Plomero, el personaje cuasi verídico que McCain y Obama hicieron famoso en su tercer debate televisivo. El comentario causó una lluvia de aplausos en Hershey, en donde ya lo rebautizaron como “Joe el Fabricante de Chocolate”.

* De The Independent de Gran Bretaña. Especial para PáginaI12.

Compartir: 

Twitter
 

McCain está peleando Pennsylvania, un estado que no vota a un candidato republicano desde 1988.
SUBNOTAS
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.