EL PAíS › REUNIONES POR EL DICTAMEN

La estrategia opositora

 Por Miguel Jorquera

El radicalismo se puso a la cabeza de la resistencia opositora al proyecto de Servicio de Comunicación Audiovisual en el Senado. La mayoría del bloque de senadores UCR, con Ernesto Sanz (en la foto junto a Gerardo Morales) a la cabeza, trabajó durante toda la jornada de ayer con asesores y el aporte de los peronistas disidentes Adolfo Rodríguez Saá y Sonia Escudero, además de María Eugenia Estenssoro (Coalición Cívica), Samuel Cabanchik (ex CC) y Rubén Giustiniani (socialista) para lograr consenso alrededor de los artículos más resistidos por la oposición. Los radicales quieren que su dictamen de minoría refleje en el texto los cuestionamientos de todo el abanico opositor para impulsar cambios en el articulado de la media sanción de Diputados durante la sesión del viernes. El oficialismo insiste en que reunirá los votos necesarios para transformar en ley la iniciativa.

Como si se tratara de un partido de fútbol por las Eliminatorias del Mundial, los senadores radicales trabajaron ayer a puertas cerradas sobre la estrategia que adoptarán para la final del viernes en el recinto del Senado, donde se dirimirá la aprobación o no del proyecto de Servicios de Comunicación Audiovisual.

En primer turno, por la mañana, los legisladores de la UCR analizaron con más de dos docenas de asesores propios el texto de su dictamen de minoría, elaborado en espejo a la media sanción que llegó desde la Cámara baja y que reflejaría los cambios que propondrían los senadores opositores sobre cada uno de los 165 artículos que tiene la iniciativa del Gobierno.

Por la tarde, ensayaron variantes en su propio dictamen incorporando los cambios que proponen a la media sanción del proyecto el puntano Rodríguez Saá y la salteña Escudero, del Interbloque federal que reúne al peronismo anti K. Aunque mantienen algunas diferencias internas sobre la conveniencia o no de presentar su propio dictamen, existe acuerdo de trabajar “mancomunados” con la propuesta radical de dar pelea artículo por artículo.

Luego se agregaron, por separado, los porteños Estenssoro y Cabanchik, a quienes los radicales quieren sumar al dictamen. Finalmente, el santafesino Giustiniani también participó de las conversaciones. El socialista no rubricará el dictamen de la UCR, porque no pertenece a ninguna de las comisiones que funcionaron en plenario, pero aportó los puntos sobre los que votará en contra y cuyos argumentos también se volcarían a la propuesta radical. Aunque hoy continuarán las conversaciones. Por razones “tácticas”, la UCR recién presentará su dictamen el jueves. Ese día, también se reunirá la Comisión de Labor Parlamentaria, de la que participan todos los presidentes de bloque, para acordar el funcionamiento que tendrá la sesión del viernes que muchos auguran como “maratónica”.

Aunque la mayoría de sus senadores todavía no había llegado ayer desde sus provincias, el kirchnerismo no descuida ningún flanco y mucho menos los cálculos. El oficialismo insiste en que tiene las manos necesarias para resistir las embestidas por modificaciones que devolverían el proyecto a la Cámara baja y confía que en la madrugada del sábado convertirá en ley la iniciativa del Gobierno.

Compartir: 

Twitter
 

SUBNOTAS
  • La estrategia opositora
    Por Miguel Jorquera
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.