EL PAíS › DENUNCIA DE NéSTOR KIRCHNER

“Hay una conspiración”

El ex presidente y diputado Néstor Kirchner consideró ayer que el Gobierno “se enfrenta a la restauración conservadora”. Calificó a la oposición como “una máquina de impedir” y denunció la existencia de “una conspiración”. También criticó al vicepresidente Julio Cobos por “seguir jugando con las instituciones, cumpliendo funciones que no le competen”, y aconsejó “no perder tiempo” con Martín Redrado, a quien calificó como “un instrumento, un empleado de intereses” que “sirvió al proyecto neoliberal y al Consenso de Washington”. Las declaraciones tuvieron lugar en el Club de Golf de Santa Teresita durante un encuentro con dirigentes peronistas.

“A partir del gobierno de Cristina (Fernández) se entró a perfilar con claridad el modelo productivo, competitivo e inclusivo”, explicó Kirchner. “Ese proyecto se enfrenta a la restauración conservadora y, como fue en el ’55 y siempre, no sólo tiene fuerzas políticas”, agregó. En referencia al desplazamiento de Redrado del Banco Central, Kirchner consideró que “no sólo estamos ante la presencia de una conspiración permanente”, también “frente a la intención de quebrar y frustrar las posibilidades transformadoras de la Argentina”. “Nos quieren demonizar”, resumió.

“¿Quiénes están al frente de la conspiración?”, se preguntó Kirchner para responderse de inmediato a sí mismo: “El multimedios, Clarín”. “Los argentinos van a ir tomando conciencia del daño que están haciendo”, completó en ese tramo de su discurso.

Kirchner le restó entidad al episodio generado por la remoción de Redrado de la presidencia del Banco Central. Destacó que el decreto de remoción del economista dictado por la presidenta Cristina Fernández “está en el marco de la ley” y calificó como “una vergüenza” los amparos concedidos por la jueza María José Sarmiento. “En dos horas resolvió una situación y después no la podíamos ubicar, no quiso recibir la apelación del Gobierno”, afirmó. Además, calificó el episodio como “una provocación” que “parece la 126”, en clave de secuela de la discusión por las retenciones móviles y el salto al estrellato de Julio Cobos, de quien dijo que como gobernador de Mendoza “no fue tan buen administrador”.

Kirchner se preguntó también “cómo se puede entender que un hombre que se sumó (a la fórmula presidencial) y dejó el partido en el que militó”, la Unión Cívica Radical, ahora “es candidato a presidente del partido que dejó”. Entonces, sugirió tomar la candidatura “con una sonrisa dolorosa”. “Están haciendo lo posible para no dejarnos gobernar, son una máquina de impedir”, dijo en referencia a los dirigentes de la oposición. “Cuando les tocó gobernar terminaron huyendo en helicóptero”, recordó, y advirtió que “vamos a profundizar el modelo social y popular” y “no vamos a hacer lo que hizo la Alianza”.

El gobernador Daniel Scioli, en tanto, consideró que “algunos me quieren subestimar” cuando declaran que apoya al Gobierno “para poder pagar los sueldos”, frase que calificó de “comentario miserable”. Afirmó también que respalda al gobierno nacional “por convicción, por los resultados que venimos obteniendo” y “porque soy leal, coherente, les pongo el pecho a las adversidades”.

El anfitrión e intendente del Partido de la Costa, Pablo De Jesús, afirmó que “debemos actuar con firmeza en defensa del gobierno nacional, que no es ni más ni menos que actuar en defensa de nuestro pueblo”, y criticó a “las corporaciones económicas y políticas que están poniendo palos en la rueda”. “Hablan de institucionalidad y se prenden en cualquier tren que le pone zancadillas a este gobierno”, concluyó.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.