EL PAíS

Una forma de reparación

Carla Rutila Artés dio ayer, antes de volver a España, una conferencia de prensa en la sede de Abuelas de Plaza de Mayo. Allí agradeció al pueblo argentino la posibilidad de dar testimonio contra su apropiador y abusador, ya que –dijo– “el haber declarado de por sí me ha quitado un peso de encima. Eso ha sido una liberación psicológica bastante grande”.

También manifestó la esperanza de que “este barco llegue a buen puerto y haya una condena dura”. Cuando recordó que el represor Eduardo Ruffo no pudo sostenerle la mirada durante la audiencia en la que dio su testimonio, dijo: “Para mí, eso fue una reparación”. También se mostró conforme con los reconocimientos que pudo hacer en tribunales. “Según me han contado, fue bastante acertado, con lo cual quiere decir que acerté los nombres y de los que no conocía el nombre me acordaba de los nombres de los hijos. Fue una forma de lograr credibilidad”, subrayó.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.