EL PAíS › CUATRO HORAS DE HUELGA DE TRENES

Solidaridad con la cúpula

Unos 100 mil pasajeros de la línea Roca sufrieron ayer la interrupción del servicio de trenes que decretó la Unión Ferroviaria (UF) luego de la detención de su titular, José Pedraza. La huelga, que también afectó a ramales del Mitre, se extendió durante más de cuatro horas hasta que los dirigentes del gremio acataron la conciliación obligatoria dictada por el Ministerio de Trabajo. El Gobierno dispuso un servicio especial de micros para los usuarios perjudicados.

La sorpresiva medida de fuerza se inició por la mañana en la estación Constitución, con una huelga de empleados de boleterías y controladores de pasajes que hizo que todos los pasajeros que salían desde esa cabecera viajaran gratis. No obstante, cerca de las 15 la UF declaró el “estado de alerta y movilización total del gremio en todo el país” y el servicio del Roca se interrumpió por completo.

“No sabemos a qué hora se podrá reestablecer el servicio porque quedó interrumpido por abandono del personal en sus puestos de trabajo para participar de la movilización en apoyo a Pedraza”, explicaron los voceros de la empresa.

Minutos antes, decenas de efectivos de la Policía Federal habían ocupado el hall de la estación Constitución para cerrar el predio, anticipándose a la posible reacción de los pasajeros afectados. “Se hará lo mismo con todas las terminales que vayan al paro, para evitar cualquier tipo de conflicto y por seguridad de los usuarios”, informó el secretario de Transporte de la Nación, Juan Pablo Schiavi. La falta de guardias (se habían plegado al paro) forzó la suspensión del servicio de la línea Mitre hacia José León Suárez, mientras que su otro ramal funcionó sólo desde Retiro hacia Tigre.

En tanto, varios trabajadores de la UF se movilizaban hacia Tribunales. Portando bombos y los característicos chalecos verdes del gremio, decenas de ellos reclamaron a la jueza Wilma López la liberación del líder ferroviario. Idéntico pedido llevó otro grupo sindical que cortó la avenida Hornos en su intersección con Caseros, a metros de la terminal clausurada.

Schiavi anunció entonces un diagrama de emergencia, por el cual el Gobierno dispuso 200 colectivos en la estación Constitución “para trasladar a la gente que no tiene la culpa de esta decisión de la Unión Ferroviaria”, según explicó el funcionario. Las combis, gratuitas, partían hacia Adrogué y Lomas de Zamora.

Con el fastidio de los usuarios en aumento, Schiavi dijo que si el gremio no obedecía la medida dictada por Trabajo, se exponía a “consecuencias y sanciones complejas” por parte del Estado. Ante la amenaza, los dirigentes de la UF decidieron acatar la conciliación pasadas las 18 y el servicio se fue normalizando de manera paulatina. La reanudación del servicio comenzó por los trenes del Mitre y una hora más tarde volvieron a salir los viajes hacia La Plata, Glew y Alejandro Korn. La huelga llevaba casi cuatro horas.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.