EL PAíS › LA DIRECTORA DE LA ESCUELA A LA QUE NO LLEGAN LOS CHICOS

“Esto denota una falta de compromiso”

“Más de la mitad de los chicos que asisten a la escuela Indira Gandhi –un 70 por ciento de sus alumnos– llegan desde la zona de la Villa 31 y la estación Saldías (del ferrocarril Belgrano Sur), en Retiro. Entonces, resulta llamativo que el Gobierno de la Ciudad haga oídos sordos al pedido que los padres de estos niños realizan desde hace dos años, para darles transporte escolar a sus hijos, para que lleguen a estudiar de forma segura y al alcance de sus posibilidades económicas”, señaló a Página/12 Evelina Zeballos, directora de la escuela Nº 11 D.E. 10, ubicada en la calle Cantilo y La Pampa, en Núñez.

La Dirección de Educación porteña señaló que para contar con estos medios de transporte, los alumnos “deberían asistir a escuelas del distrito escolar Nº 1, es decir, de los barrios de Retiro y Recoleta, y no en otras zonas alejadas de sus hogares”. “Esto denota falta de compromiso de las autoridades porteñas. La escuela es lugar de pertenencia para los chicos y sus padres, no pueden dar un argumento tan poco válido para no ofrecerles dos micros”, expresó Zeballos.

El establecimiento educativo funciona hace 30 años dentro de un predio que comparte con Puerto Pibes, un complejo integral para actividades recreativas y culturales para niños, niñas y adolescentes. “Hace cuatro años que soy directora de la escuela y veo las claras necesidades que pasa la gente que asiste aquí cada día, además de las deplorables condiciones edilicias que sufre este lugar”, opinó Zeballos. Además, dijo: “Los dos micros que trasladarían a unos 86 chicos del nivel primario serían una solución a las necesidades de la gente y además permitirían sostener la asistencia a la escuela”.

“Es un pedido justo y valioso de los padres”, indicó. “Muchos colectivos de línea directamente no paran en esta zona de Retiro o se detienen para que suban pasajeros, pero a los niños los hacen bajar”, comentó Zeballos.

“En otros casos, los chicos viajan en la línea 45, que llega con su recorrido hasta Costanera Norte y desde allí ellos deben cruzar toda esa zona caminando, algo sumamente peligroso”, agregó.

Por otro lado, señaló que “tenemos mucho temor porque no queremos que la falta de asistencia traiga aparejado el cierre de grados”. “Este es un establecimiento educativo que tiene una sección por grado, salvo en primer grado, del que tenemos dos cursos. La mayor complicación se da en uno de los primeros grados y en cuarto”, explicó Zeballos.

Informe: Sabrina Améndola.

Compartir: 

Twitter
 

SUBNOTAS
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.