EL PAíS › LAS EXPORTACIONES SUBIRIAN 10 POR CIENTO EN EL 2004

Muchos dólares como defensa

 Por Cledis Candelaresi

Difícil que sea una tabla de salvación si la Argentina quedara en forma transitoria excluida del mercado financiero internacional pero, al menos, actuaría como aliciente en caso de que hubiera que poner en marcha un plan para atender esa hipotética situación: según un flamante informe de la Cancillería, las exportaciones aumentarán este año un 10 por ciento promedio, básicamente alentadas por los extraordinarios precios de la soja. Una bendición de alrededor de 3 mil millones de dólares, que serán bienvenidos para atender cualquiera de las múltiples necesidades del país y que no fueron contemplados en el Presupuesto.
Durante el 2004, la Argentina exportaría por 32.284 millones de dólares, en parte porque las ventas de productos primarios crecerían un 16 por ciento, y las manufacturas de ese origen subirían un 13 por ciento. El auspicioso pronóstico, que consagra al campo y sus actividades vinculadas como estrella, corresponde al Centro de Economía Internacional del Palacio San Martín y está a tono aunque supera en optimismo a los que realizó la Secretaría de Industria y la propia Cámara de Exportadores, que prevé una suba promedio más atenuada del 7,5 por ciento.
Salvo las exportaciones de combustibles –que retrocederían en este año un 9 por ciento por una esperada baja en el precio internacional–, el resto apunta a crecer, fundamentalmente por una mejora en los valores y, aunque en menor medida, también por un aumento en el volumen: se venderá más y más caro. Esta bonanza tiene al complejo sojero como protagonista indiscutido: se estima que este año habrá una producción record de entre 35 y 37 millones de toneladas, justo cuando la oleaginosa llegó al tope de 305 dólares la tonelada y el aceite a 700 dólares. Pero las perspectivas son igualmente buenas para el trigo, que va a Brasil y China, y para la carne, cuyas ventas al exterior remontarían un 15 por ciento, en parte por la nueva habilitación de cinco frigoríficos para proveer a los EE.UU.
La ola alcanza incluso a los productos de origen industrial, normalmente rezagados en el cuadro de ventas externas argentinas. De acuerdo con el CEI, durante el 2004 las ventas externas de esos bienes también crecerían un generoso 13 por ciento, succionados por la reanimación de la economía brasileña y el aprovechamiento de “otras oportunidades, como Arabia Saudita, China, Alemania y la Comunidad Andina”.
Pero ese análisis oficial no apunta lo que sí remarca desde el sector privado Enrique Mantilla, titular de la Cámara de Exportadores, al resaltar que la suba está concentrada “en sólo seis productos”, cuyos atractivos precios podrían derrumbarse cuando cambien algunas condiciones climáticas. El resto de los bienes, que no integran los complejos de la soja, el maíz o el petróleo, en los últimos años retrocedieron algo más de un 2 por ciento. En otros términos, el crecimiento actual significa recuperar parte del terreno perdido, a pesar de que la devaluación dio fuerte competitividad a los precios argentinos.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.