EL PAíS › RAUL CASTRO SE PUSO UN TRAJE Y HABLO DE LA SALUD DE SU HERMANO

“Está con un teléfono dando órdenes”

Raúl Castro ayer jugó a ser anfitrión. Sin su tradicional traje militar y más sonriente que de costumbre, el número uno provisorio de Cuba hizo su primera participación en la Cumbre de Países No Alineados (NOAL), al recibir al presidente de Laos, Choummaluy Sayasone. Desde el inicio de la cumbre, el lunes pasado, el mundo se preguntaba quién representaría el papel de anfitrión, Raúl o Fidel. A pesar de que varios funcionarios dejaron ayer la puerta abierta a una posible aparición pública de este último, fue su hermano menor el que se puso ayer un sobrio traje sastre y salió a representar al país.

La aparición de Raúl hizo aún más evidente la ausencia de su hermano mayor. Quizás por eso, gran parte de la primera plana del gobierno salió a reafirmar que el veterano dirigente se está recuperando bien. “El comandante es como el caguairán (un árbol típico de la isla). Lo voy a ver ahora mismo y además no crean que está tirado en una cama, está con un teléfono dando órdenes”, destacó Raúl en un acto, en el que se premió a los cinco cubanos presos en Estados Unidos, acusados de espionaje. El vicepresidente cubano, Carlos Lage, aportó otra cuota de optimismo. “Mientras el Movimiento No Alineado se fortalece, Fidel se recupera,” aseguró en su discurso de apertura de ayer. El canciller Felipe Pérez Roque y el presidente del Congreso, Ricardo Alarcón, también se mostraron esperanzados en la recuperación de Fidel y en su posible participación en algún acto o reunión en los próximos días.

La del presidente de Laos fue la primera recepción que lideró Raúl. Hasta ahora, las personalidades que habían llegado a la isla habían sido recibidas en el aeropuerto por ministros del gabinete. La imagen de ayer del líder cubano dando la bienvenida a su par asiático aumentó las expectativas sobre quién y cómo recibirá a los mandatarios que llegan a partir de hoy. Ellos son los pesos pesados de la cumbre. El presidente iraní, Mahmud Ahmadinejad, su par venezolano, Hugo Chávez, y el secretario general de la ONU, Kofi Annan, se sumarán a la cumbre para participar de la reunión de mandatarios que se realizará hoy y mañana. El presidente sirio, Bachar Al Assad –otra figura muy esperada–, anunció que no viajará a la isla. Siria no quiso dar explicaciones –ni confirmar si la decisión estuvo conectada con el reciente atentado contra la embajada estadounidense en su país–. La comitiva estará liderada por el canciller, Walid Muallem.

Entre rumores y expectativas, La Habana continúa recibiendo a mandatarios y funcionarios de todo el mundo. El mandatario libanés, Emile Lahud, llegó durante la tarde, justo cuando en la Comisión Económico-Social de la Cumbre aprobaba un pedido al Consejo de Derechos Humanos de la ONU para que diera prioridad a la investigación de las presuntas violaciones de los derechos humanos contra los libaneses y los palestinos, durante las ofensivas militares israelíes. Esta y el resto de la resoluciones que se tomen en estos días serán anunciadas en el acto de clausura, en el fin de semana. Cuba se ha reservado el discurso final. Muchos especulaban ayer con quién sería el orador.

Compartir: 

Twitter
 

“Fidel está dando órdenes.”
SUBNOTAS
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.