EL PAíS › EL CASO DE NERI PEREZ, MOTOR DE LA CAUSA JUDICIAL

Treinta años de preguntas

 Por Alejandra Dandan

Neri Pérez había llegado a Las Marías en 1968 desde Colonia Pellegrini, un paraje ubicado a unos 170 kilómetros del campo yerbatero y cerca de los frondosos Esteros del Iberá. Estaba casado, tenía seis hijos y manejaba un tractor. Cuando los obreros de la zona empezaron a agremiarse, lo nombraron secretario adjunto de la Federación de Obreros Rurales. Uno de sus hijos, Jorge Pérez, que fue peón de Las Marías, fue quien en marzo de 2006 presentó la denuncia por la desaparición de su padre en una fiscalía federal de Corrientes. Y quien de algún modo alentó parte de este proceso. Jorge tenía 12 años cuando un grupo de tareas del Ejército entró en su casa para llevarse al padre. Eso sucedió el 7 de junio de 1977. El Ejército ya había pasado a buscarlo, pero Neri Pérez no estaba. Esta vez lo encontraron de licencia.

“Estando mi viejo en casa mirando fútbol –arranca su hijo como quien le habla a la Justicia– aparece de golpe la gente y se lo llevan y nos dicen: ‘Ya van a tener noticias de él’. Con mis seis hermanos estábamos todos en la casa. A los seis días aparece un telegrama anónimo del lado de afuera de la ventana. Decía que dejó de existir en la cárcel de Paso de los Libres, pero mi mamá se acercó a Libres y se lo negaron.”

Jorge preguntó donde pudo por su padre, y siguió haciéndolo mientras crecía. En ese camino se encontró con Alfredo Navajas Artaza. “Mirá –dice que le dijo el hombre–, yo a tu papá le perdí las huellas en Paso de los Libres.” Después de allí fue a buscarlo a Colonia Pellegrini porque le dijeron que había alguien con su nombre. “Como en ese momento no había colectivos, y los que había salían tres veces por semana, me puse a caminar con una mochila y caminando y caminando llegué a los tres días.” Nunca encontró a su padre. Ni ahí ni en el resto de los viajes.

La denuncia que presentó este año en Corrientes pasó a Paso de los Libres por razones de jurisdicción. Nunca tuvo trámite judicial por una sucesión de inhibiciones. El juez natural de la causa, Juan Angel Oliva, se inhibió. Luego lo hicieron otros once abogados que debían funcionar como conjueces: María Inés Morales, Noemí Figari, Hipólito Medina, Elsa Laura López, Sergio Horacio Cettour, Julio Adolfo Monti, Arturo Malgor, Waldo Ojeda Alvarez, Jorge Osvaldo Depacce, Elvio Roberto Rolando y Laura Vischi.

Compartir: 

Twitter
 

SUBNOTAS
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.