EL PAíS

Oferta en las gateras

 Por Diego Schurman

Con las energías puestas en estabilizar institucionalmente a Santa Cruz, los gobiernos provincial y nacional dejaron en suspenso las negociaciones con los docentes patagónicos y recién hoy retomarían las tratativas con el propósito de arribar a un acuerdo que garantice el inicio de las clases este mismo lunes. La salida del gobernador Carlos Sancho y su reemplazo por Daniel Peralta –de origen gremial– alienta las expectativas de una pronta solución. Sin embargo, anoche se encendieron luces de alerta en la Casa Rosada debido a los cánticos de algunos trabajadores referidos a una propuesta que ya hicieron circular en el Ejecutivo y que aún no ha sido formalizada.

“Hoy (por ayer) no hubo negociaciones. Vamos a ver mañana (por hoy). Nosotros somos muy prudentes en el sentido de que hay una gran desconfianza hacia el Gobierno”, señaló a Página/12, desde Río Gallegos, el secretario adjunto de los docentes santacruceños (Adosac), Eduardo James.

–¿Pero hay alguna chances de llegar a un acuerdo? –le preguntó este diario.

–La gente está con escepticismo pero, por otro lado, sabemos que hay una propuesta para poder destrabar el conflicto y volver a las clases. No nos podemos adelantar a ninguna respuesta.

La oferta de la que todos hablan y que nunca fue precisada es la de llevar el actual básico de 161 pesos hasta casi 500 pesos, tal como anticipó este diario en su edición del jueves.

La propuesta incluye la devolución de los salarios caídos. Este último punto era resistido por Néstor Kirchner, quien argumentaba que la protesta no podía ser financiada por el empleador, o sea, por el propio Estado provincial. Pero finalmente cedió, aunque solicitó algún mecanismo para que la erogación de ese dinero no se compute como pago de salario caído. Por eso se baraja la creación de un ítem que justifique el desembolso.

El broche de oro sería la recomposición gradual del salario a partir de junio y la convocatoria a paritarias, algo que no sucede desde hace 17 años. El Gobierno considera que con ese paquete –que sucede a la entrega de la cabeza de Sancho tan requerida por los gremios y por la oposición política– el lunes se reanudarán las clases. Aunque, es cierto, anoche había inquietud en la Rosada por la actitud de un sector de los docentes.

Efectivamente, durante la multitudinaria marcha de la víspera, desde una filial surgieron cánticos en los cuales se consideraba insuficiente llevar el básico a 500 pesos. Habrá que ver si se trata de una expresión aislada o contempla la opinión mayoritaria.

“No lo vamos a dejar en bolas al Lupo, lo que pasa es que hay mucha bronca contenida. Son muchos años de bronca, pero no queremos dejar en bolas al Lupo”, confió a este diario un dirigentes sindical intentando llevar tranquilidad al Gobierno. Para los distraídos, Lupo es el apodo que se ganó Kirchner en tierras patagónicas.

Se espera que hoy el titular de Adosac, Pedro Muñoz, que se encuentra en Buenos Aires, pueda avanzar en la búsqueda de algún tipo de entendimiento con funcionarios nacionales a pesar del rechazo a la conciliación obligatoria dictada por Trabajo. Habrá ausencias cantadas: las de Carlos Tomada y Hugo Yasky. El ministro de Trabajo permanece desde anteayer en San Juan, mientras que el máximo referente de la CTA viajó a Nicaragua a un encuentro internacional de educación y recién mañana aterrizará en Ezeiza.

Compartir: 

Twitter
 

Muñoz, secretario general de los docentes de Santa Cruz.
SUBNOTAS
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.