SOCIEDAD

Nuevos incidentes aéreos y una cuota de confusión

Los pilotos denunciaron que dos aviones de Aerolíneas casi chocan en San Fernando. La Fuerza Aérea confirmó un incidente, pero entre otras dos aeronaves. Los episodios dejaron atrás la polémica por otra denuncia.

 Por Eduardo Videla

Cuando todavía sonaba la polémica por la supuesta cuasicolisión que habría ocurrido el lunes último, un nuevo hecho fue denunciado anoche por el gremio de los pilotos. Dos comandantes de Aerolíneas Argentinas habrían evitado, mediante sendas maniobras, una colisión de ambas aeronaves, después de que las alarmas indicaran que existía una emergencia, aseguró a Página/12 el secretario gremial de APLA, Pablo Biro. Para agregar mayor incertidumbre a la ya existente, la Fuerza Aérea confirmó un incidente, pero no el producido entre los dos aviones de Aerolíneas sino entre un vuelo de Austral y un Lear Jet, ocurrido también ayer por la tarde. De ser así, se habrían producido dos incidentes en menos de una hora.

Según el relato del representante gremial de los pilotos, el primer incidente se habría producido alrededor de las 19 a la altura de San Fernando, cuando “el vuelo AR 1648, proveniente de Viedma, fue autorizado a descender por el centro de Control Baires (en Ezeiza) desde una posición de 50.000 pies. Cuando llega a 7800, se disparan las alarmas, ya que a 7000 pies estaba en espera el vuelo AR 1800, proveniente de Bariloche, que había sido autorizado por Aeroparque”. “Las alarmas sonaron en los dos vuelos y los dos pilotos, gracias a su profesionalidad, lograron evitar la colisión: uno paró el descenso y el otro salió del circuito de espera”, denunció Biro. Según relataron los pilotos, en el incidente se activó el sistema denominado T-CAS, que tienen ambos aviones justamente para evitar aproximaciones peligrosas con otra nave.

Poco después, la Fuerza Aérea confirmó que a las 19.21 hubo un “incidente” en el aire entre dos aviones, pero aseguró que “no hubo peligro” de que las aeronaves colisionaran. El comodoro Jorge Reta, director de Relaciones Institucionales de la Fuerza Aérea, le dijo a la agencia DyN que el “incidente se produjo entre un avión Lear Jet 60, matrícula LVBFR, y el vuelo AU 2533 de Austral, que se cruzaron en el aire a una distancia de 15 kilómetros”.

Un comunicado del Comando de Regiones Aéreas precisa que el piloto del Lear Jet, que había partido desde San Fernando con destino al aeropuerto de Laguna del Sauce, en Uruguay, “no respetó la altura que la torre le ordenó que mantuviera (1500 pies), lo que provocó que se cruzara con el vuelo de Austral 2533, procedente de Córdoba que volaba hacia aeroparque”. Según el comunicado, el cruce se habría producido a una distancia de aproximadamente 15 kilómetros.

Biro aclaró que “todavía no estaba listo el informe técnico de los pilotos, porque el episodio es reciente”. De todas maneras, aclaró que los dos pilotos pidieron el formulario NITA (notificación de incidente de tránsito aéreo) para hacer la denuncia correspondiente.

Los dos hechos dejaron en un segundo plano la polémica que se inició el lunes, con una denuncia de cuasicolisión entre un avión de United Airlines y otro de Andes Líneas Aéreas. Ese hecho fue negado el jueves ante la Justicia por las dos controladoras que intervinieron en la operación, pero ayer los gremios, en una conferencia de prensa, insistieron en que el hecho se había producido y difundieron la grabación del diálogo entre una de las controladoras y un instructor, en la que la mujer comenta una desinteligencia con una colega de la torre de control de Córdoba.

En la conferencia, los gremios que nuclean a los pilotos, los controladores y los técnicos de vuelo, junto con el cineasta Enrique Piñeyro, aseguraron que presentarán a la Justicia esas grabaciones, que “prueban que las naves estuvieron a punto de chocar”.

Si bien las grabaciones no corresponden al momento del supuesto incidente sino a conversaciones posteriores, una de ellas revela cómo un piloto de Austral “traduce al centro de control de Córdoba lo que dice en inglés el comandante del avión de United, que solicitaba instrucciones”, afirmó Piñeyro.

Ayer, las dos controladoras que declararon ante la Justicia fueron recibidas por la ministra de Defensa, Nilda Garré. Las dos empleadas de la Fuerza Aérea volvieron ayer al juzgado de Norberto Oyarbide para denunciar “amenazas telefónicas que recibieron en las últimas horas, después de conocida su declaración”.

Compartir: 

Twitter
 

Según la denuncia de APLA, en dos aviones de Aerolíneas sonaron las alarmas de emergencia.
SUBNOTAS
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.