ESPECTáCULOS › CONFLICTO CON LOS ACTORES QUE HACEN EL DOBLAJE

Cuánto vale la voz de Homero

Los actores que hacen el doblaje en inglés piden 360.000 dólares por cada capítulo.Los latinos están cobrando sólo 1000.

 Por Mariano Blejman

Los personajes de Los Simpsons están mudos: los actores que les dan voz se han dado a la huelga y reclaman el doble de dinero. Los seis actores de doblaje angloparlantes no se han presentado a trabajar durante dos semanas y reclaman que se les pague a cada uno 360.000 dólares por cada uno de los 22 episodios de cada temporada; contra los 125.000 que cobraban hasta entonces. La noticia corrió ayer por todo el mundo, después de ser publicada en la revista Daily Variety. Pero la realidad de los personajes del mundo hispano es bien distinta. Humberto Vélez, la voz de Homero Simpson para América latina, le cuenta a Página/12 desde México que, por ejemplo, la traducción de todo un capítulo para Sudamérica cuesta apenas mil dólares (unos seis mil pesos mexicanos).
Los medios internacionales contaron ayer que los actores enojados se rehúsan al micrófono antes del comienzo de la decimosexta temporada y amenazan con desatar un escándalo que puede dejar al mismísimo Homero Simpson sin habla: o lo que es peor, hablando con otro tono de voz para Norteamérica. Este diario pudo saber que en el Tercer Mundo las cosas no son como en el Norte. Humberto Vélez dice que “jamás podría pensar en pedir algo así”. Al actor mexicano ser la voz de Homero Simpson le representa apenas el 1 por ciento de su trabajo (tiene un estudio de doblaje llamado Estudio Amarillo), aunque admite que es una buena pantalla para otros trabajos. Los protagonistas latinos cobran apenas (lea bien) 600 pesos mexicanos, por cada capítulo, es decir unos 60 dólares.
Con cerca de 20 guionistas y unos 130 dibujantes –la mayoría asentados en Corea del Sur– Los Simpsons se han convertido en la serie más longeva de la televisión mundial. Lleva 14 años en el aire, va por varias temporadas más y es la más vista del mundo: unos 60 millones de personas miran la serie cada semana en un centenar de países para beneplácito de la Fox, dueña de los derechos. Los niños mimados de Matt Groening tienen doblajes para todos los mercados: franceses, chinos, alemanes, entre otros. En español tiene dos versiones, una para América latina, grabada en México y otra para España.
“Sólo sé que los actores en inglés piden una barbaridad por capítulo. La Fox no se los da y amenaza con buscar actores nuevos. Pero nosotros no escuchamos esas voces, así que muchos no nos va a afectar. Además, en América latina les gusta la versión nuestra”, dice Vélez en el medio de una grabación. Para los latinos cada año se revisan los contratos y siempre aumentan un poco más. “Estados Unidos tiene otro nivel histórico respecto de los que ponen la voz en castellano”, cuenta.
El contrato de tres años de Dan Castellaneta (voz de Homero), Hank Azaria (Moe, Apu, Comic Book Guy), Harry Shearer (Sr. Burns y otros), Yeardley Smith (Lisa), Julie Kavner (Marge) y Nancy Cartwright (Bart) expiró hace meses y las negociaciones no progresan. No es la primera disputa. En 1989 los actores cobraban unos 30.000 dólares por episodio y se enfrentaron a la Fox, que ya había contratado a directores de elenco para reemplazarlos. En aquel entonces llegaron a un acuerdo.
El mexicano llegó a hacer la voz de Los Simpsons casi de casualidad, un día que Groening estaba haciendo pruebas en el estudio y él se prestó a la prueba fastidiado, cuando quedaban pocos postulantes. Con el tiempo se convirtió en un referente para el doblaje en México. Pero no todo lo amarillo es oro: “Hacer la voz de Homero no me alcanza para vivir. Tengo una vida digna de clase media, no soy pobre, pero tampoco rico. Hacer de Homero es impresionante, es apabullante, pero puedo decir que les saqué más dinero a otros personajes”. Los otros personajes centrales cobran sumas similares, como Claudia Mota (la voz de Bart Simpson), Nancy Mckenzie (March) y Paty Asevero (Lisa). “Un albañil estadounidense no gana como un latino. Homero es el mejor ejemplo: es un obrero de una fábrica nuclear y puede tener dos autos, una casa de dos pisos y cosas que uno siempre se pregunta cómo hace para tener”, cuenta Vélez, embarcado en la grabación de la temporada número quince que amenaza con ser más sarcásticay analítica que nunca. Pero el actor tiene dudas sobre el objeto real de la disputa: “Todo esto da mucha publicidad”.

Compartir: 

Twitter
 

Hace rato que empezó la pulseada de voces anglosajonas.
 
ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.