EL PAíS › LOS RELIGIOSOS EXPLICAN POR QUE NO HICIERON EL REZO

Una advertencia ecuménica

 Por Pedro Lipcovich

“El acto no daba como para ponerse a rezar”: con estas palabras, el cura Guillermo Marcó dio una definición justa de lo sucedido ayer en Congreso, y señalaba la razón por la cual no se efectuó la oración conjunta de los tres credos. Todos ellos coincidieron en respetar, en nombre del máximo dolor que un hombre puede sufrir en su vida, la alocución del padre de Axel. Pero mantuvieron distancia en cuanto a los contenidos enunciados por Juan Carlos Blumberg. El rabino Daniel Goldman afirmó, además, que “es canallesco utilizar el dolor de un padre para que obtenga rédito el bando de quienes producen violencia, desde la delincuencia o desde las fuerzas de seguridad”. El clérigo islámico Omar Aboud se unió a sus colegas para reafirmar la función de “las autoridades competentes” en cuanto a decidir las medidas más adecuadas contra la violencia.
Guillermo Marcó, director de prensa del Arzobispado de Buenos Aires, explicó que “Juan Carr –de Red Solidaria– nos solicitó efectuar un acto de oración interreligiosa por todas las personas que habían muerto en circunstancias violentas, y dijimos que sí, pero, después, pareciera que la cosa rotó para otra parte: con todo respeto, no daba como para ponerse a rezar mucho. El acto tomó otro tinte, y nos pareció prudente dejar que transcurriera así”.
El rabino Daniel Goldman, de la comunidad Bet El, observó que “nos oponemos a toda forma inhumana de combatir la violencia. Por eso, hemos preferido escuchar primero el discurso del señor Blumberg, para ver si nos adheríamos o no. Queremos respetar el tiempo de dolor pero no unirnos a ese discurso”. Goldman destacó, en cambio, la necesidad de “depurar estrictamente las fuerzas de seguridad, para desbaratar un aparato en connivencia con sectores delictivos”.
El rabino también señaló “el error de olvidar que la noción de derechos humanos se refiere a proteger de su violación por parte del Estado: las violaciones a los derechos humanos son las que pueda realizar el Estado; las acciones de delincuentes corresponden al orden del delito común”.
El clérigo Omar Aboud, del Centro Islámico de la República Argentina, destacó que “nos hemos limitado a acompañar al padre de Axel en su dolor. Acompañamos también el pedido de la gente para que se instrumenten las medidas necesarias para acceder a la justicia y que se termine la violencia”.
Por su parte Juan Carr, titular de la Red Solidaria, destacó que “nosotros fuimos solamente para acompañar el dolor de un padre. Con ese propósito prendimos velas en todo el país. Siempre nos parece bien que la gente se manifieste y la acompañamos. Pero condenamos toda idea de combatir la violencia con violencia. No creemos en la ‘mano dura’ ni en aumentar las penas ni en bajar la edad de imputabilidad de los menores”.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.