UNIVERSIDAD

El edificio único para Sociales empieza a dejar de ser un sueño

La facultad y la UBA definen el proyecto para remodelar la ex fábrica de Terrabusi.Las obras podrían empezar a mitad de año.

 Por Javier Lorca

Ahora tiene un gran portón negro para “entrada y salida de camiones”, cuatro enormes plantas vacías de hormigón, una calle interna adoquinada, incontables vestigios de la fábrica que fue y, también, kilos de polvo. La idea es que, con fortuna, desde mitad de año la alquimia de la arquitectura y la construcción comience a transformar a ese conjunto edilicio en la futura sede única de la Facultad de Ciencias Sociales (UBA). “Por suerte, la universidad comprendió que lo que Sociales necesitaba no eran sólo aulas sino una facultad en serio, un espacio que pueda ser habitable para los estudiantes, los profesores y los no docentes”, comentaba ayer el decano Federico Schuster, en una visita al edificio ubicado sobre San José al 1000, a pocas cuadras de Constitución.
Después de años de reclamos (incluida aquella toma del Rectorado por 40 y tantos días), después de años de funcionar dividida en tres y más sedes, Sociales cuenta con un edificio de casi 25 mil metros cuadrados, donde funcionó la firma Terrabusi, que la UBA compró en el 2003 a cambio de 2,6 millones de pesos. En este momento, universidad y facultad están acordando el proyecto arquitectónico. Luego habrá que licitar las obras necesarias y, además, asignar los fondos, cuestión complicada en una universidad bastante ajustada. Las autoridades aseguran no tener claro cuánto costarán las refacciones, aunque se supone que superarán los 10 millones de pesos. ¿Cuánto durará la obra total? Si todo sale bien, unos tres años.
La ex fábrica tiene la forma de una gran cruz, con salida a las calles San José, Santiago del Estero, Carlos Calvo y Humberto 1º. Incluye cuatro plantas, un subsuelo y una playa de estacionamiento, que será extendida. Según contó el decano Schuster, la idea es que la entrada principal esté sobre San José y, a través de una calle interna que ya existe, se comunique con otro ingreso, por Santiago del Estero. En medio del pasaje habría una plaza seca, “un conversódromo, un espacio para conversar”, como prefirió llamarlo Felicitas Elías, secretaria de Gestión Institucional de la facultad, que participó de la visita realizada ayer junto con las arquitectas de la Dirección de Construcciones Universitarias de la UBA. Estas pretenden que “el edificio conserve la magia y la mística del estilo fabril”.
El proyecto que hoy se está manejando prevé la construcción en el subsuelo de estudios de radio, TV, multimedia, edición, salas de redacción y gabinetes de investigación. Aulas de diversos tamaños habrá en las cuatro plantas: todas tendrán ventanas al exterior, con ventilación e iluminación natural. En la planta baja habría una biblioteca y hemeroteca, un auditorio y un microcine. Los institutos de investigación tendrían espacio en el 2º y en el tercer piso. Las oficinas administrativas se distribuirán por toda la sede, en un bloque que tendrá entrada independiente, sobre San José.
Se está planeando que la construcción se desarrolle en tres etapas autosuficientes. El objetivo es que, una vez concluida cada una, esa zona se pueda comenzar a utilizar mientras se continúa con las obras en otra parte del edificio. En las primeras dos etapas se ocuparían de construir aulas, inicialmente cerca del acceso por Santiago del Estero y, después, del de San José. Para el final se dejarían las dependencias administrativas. Es que las autoridades de Sociales pretenden abandonar primero la sede que la UBA alquila sobre la calle Tucumán al 3100. El paso siguiente sería dejar la sede Parque Centenario, que se pondría en venta para poder invertir en el nuevo edificio. Para el último tramo quedaría la sede de Marcelo T. de Alvear al 2200. La UBA no se desprendería de ella, ya que posee toda la manzana.
La llegada de Sociales impactará en el barrio de Constitución. La facultad llevará a sus más de 20 mil estudiantes, además de docentes y empleados. Eso sin contar a la industria de los apuntes y las fotocopias, que ya se están preparando para desembarcar. El decano apuesta al desarrollo de “un corredor humanístico”, basado en el paso del subterráneo, que une los puntos ocupados por Ciencias Sociales, Filosofía y Letras y Psicología.

Compartir: 

Twitter
 

 
UNIVERSIDAD
 indice
  • El edificio único para Sociales empieza a dejar de ser un sueño
    Por Javier Lorca
  • UN PROFESOR CONTRA LAS AUTORIDADES DE SOCIALES
    Denuncia en Lomas de Zamora

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.