SOCIEDAD › CASACIóN ORDENó CONDENAR A UN POLICíA ABSUELTO EN UN CASO DE GATILLO FáCIL

“Un paso contra la impunidad”

Un policía bonaerense disparó en un asalto contra una mujer que resultó ajena al hecho y que quedó paralítica. Fue absuelto, pero ahora Casación ordenó que fuera condenado. “La propiedad no puede estar por encima de la vida”, dijo la mujer.

 Por Carlos Rodríguez

“Al menos es un paso contra la impunidad. Lo que espero ahora es que al policía (José Ignacio) Salmo le apliquen una pena de cumplimiento efectivo.” Sentada en su silla de ruedas, a la que fue condenada el 1º de junio de 2001, cuando recibió un disparo por la espalda al ser confundida por una patrulla de la Policía Bonaerense como supuesta integrante de una banda de ladrones, Carla Lacorte se alegró por un fallo de la Cámara de Casación Penal bonaerense que dejó sin efecto la absolución del oficial ayudante Salmo. Los jueces de Casación condenaron ahora al autor del disparo por el delito de “lesiones gravísimas con dolo”, es decir en forma intencional. La condena, que deberá ser impuesta por un Tribunal Oral de Quilmes, puede ir de tres a diez años de cárcel. “El Tribunal Oral 3 de Quilmes, cuando absolvió a Salmo, dijo que él había actuado en cumplimiento del deber para evitar la impunidad de los delincuentes. Ahora Casación tomó lo que dijimos al apelar: que la propiedad no puede estar por encima de la vida”, sostuvo Lacorte en diálogo con Página/12.

“Desde el principio venimos pidiendo que la acusación fuera por ‘tentativa de homicidio’, pero no pudimos avanzar porque desde la instrucción (a cargo del fiscal Claudio Pelayo) nos negaron la posibilidad de presentar pruebas y no hicieron lugar al pedido de reconstrucción del hecho, que habría dejado al descubierto la forma en la que actuó el policía”, explicó Lacorte. El hecho ocurrió cerca de la estación de Quilmes, cuando Carla volvía a su casa luego de asistir a clases, como alumna regular, en la Facultad de Agronomía y Veterinaria. Nada sabía del robo que se cometió ese día en el McDonald’s de la avenida Mitre, pero la balearon y la acusaron de actuar como “campana”.

El 10 de noviembre de 2003, el Tribunal Oral 3 de Quilmes, integrado por los jueces Alicia Anache, Armando Topalian y Oscar Hergott, absolvió a Salmo, mientras que condenó a 16 y a 17 años de cárcel a los ladrones que asaltaron el local de comidas rápidas, del que se llevaron la irrisoria suma de 130 pesos. “Los jueces de Casación resolvieron también que esas condenas deben ser más bajas y cambiaron la teoría que había defendido el Tribunal Oral 3: Salmo no actuó en cumplimiento del deber. También desecharon que haya actuado por simple negligencia y dijeron que le disparó a Carla en forma directa, sabiendo lo que hacía.” Las precisiones las dio Luis Bonomi, uno de los abogados de Lacorte.

“La única duda que nos queda ahora es cuál va a ser el Tribunal Oral de Quilmes que se tiene que ocupar de dictar la sentencia. Por lo general, las causas las retoma el mismo tribunal, en este caso el 3, lo que nos hace temer que los mismos jueces dispongan una condena mínima”, comentó Bonomi. “Ahora se tiene que revertir todo –insistió Lacorte–, porque la Fiscalía General de Quilmes dijo en el juicio que es muy peligroso cuestionar el accionar policial porque eso favorecería la impunidad de los delincuentes. Por todas esas razones absolvieron a Salmo y ahora no queremos que lo condenen a tres años y que pueda seguir en libertad, como si nada hubiera pasado.”

En el fallo de Casación, explicó Bonomi, se le dio “particular importancia a la declaración de uno de los testigos, que vio y escuchó a Salmo después del disparo que hirió a Carla. ‘Ya le di, ya le di’, gritaba el policía, según lo declarado por ese testigo presencial”, subrayó el abogado. Lacorte insistió en que los jueces deben aplicar una condena dura a Salmo porque “la ganancia de una multinacional no vale más que una vida”. El fallo de Casación fue firmado por los camaristas Ricardo Borinsky, Víctor Horacio Violini y Benjamín Sal Llargués.

Compartir: 

Twitter
 

Carla Lacorte quedó en silla de ruedas después de que el policía la creyera delincuente.
Imagen: Pablo Piovano
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.