SOCIEDAD › LA QUERELLA PIDIó UN PERITAJE SOBRE LAS PARTES íNTIMAS DE GRASSI

Piden por la verdad desnuda

Los querellantes en el juicio contra el cura Julio César Grassi solicitaron la realización de un peritaje sobre el cuerpo desnudo del imputado. Buscan confrontarlo con la declaración de los denunciantes. Hoy el tribunal informará su decisión.

El pedido provocó remezones en la sala, sobresaltó a Grassi y obligó a su defensa a presentar una oposición férrea apelando a una situación paradójica y emblemática en el juicio: dijo que el pedido era vejatorio a a la persona de su defendido. ¿Y qué había solicitado la querella?: peritar el cuerpo desnudo de Grassi para determinar si las precisas descripciones íntimas realizadas por los tres jóvenes querellantes, especialmente Luis, coinciden con la realidad. De aceptar el tribunal la realización del peritaje y de comprobarse como ciertas las descripciones de los jóvenes querellantes, la situación de Grassi se vería seriamente comprometida en el juicio. El abogado de Casacidn, institución querellante, Juan Pablo Gallego, pidió a los jueces el peritaje con el fin de acortar los plazos del juicio ya que haría innecesaria la citación de varios cientos de testigos.

“Pedimos un peritaje para evaluar el cuerpo de Grassi –dijo más tarde Gallego a los medios– que fue detallado de pies a cabeza por ‘Luis’. Es un detalle central y podría generar una situación (favorable) para Grassi si no se corroboran los dichos del menor. En vez de traer 500 testigos amigos o testigos, algunos falsos, que digan que estuvieron con Grassi tal o cual día, pedimos este peritaje, una prueba directa para saber si es culpable o no.”

La defensa, obviamente, se opuso a la inspección sobre el acusado por considerarla vejatoria, y repitió que no participará de ese peritaje, como tampoco se prestó al peritaje psicológico en la Justicia de Morón, amague de un futuro reclamo de nulidad.

“Grassi sistemáticamente se niega a ser peritado. El y sus abogados saben que es culpable y quieren ganar tiempo”, aseguró Gallego. “Si el tribunal da la orden, Grassi no puede oponerse porque la ley es para todos, vistan polleras, pantalones, uniformes o sotanas”, sostuvo Eduardo Calcagno, representante de “Luis”.

Por otro lado, el abogado Sergio Piris, representante de Gabriel, otro de los chicos denunciantes, consideró que “llama la atención que la defensa del imputado se oponga a esta prueba considerando que son vejatorios” los peritajes solicitados.

El Tribunal Oral en lo Criminal 1 de Morón deberá evaluar el pedido de la querella y la postura de rechazo de la defensa, y resolver si le ordena o no al acusado que se preste al examen para corroborar los dichos de “Luis”, quien durante su declaración describió detalles muy íntimos de Grassi, como ubicación de lunares y tales o cuales marcas en el cuerpo del cura. El Tribunal anunció que informará sobre la decisión a tomar durante la audiencia que se desarrollará hoy.

En el juicio ya fueron escuchadas las declaraciones de los tres querellantes y máximos testigos de cargo, los jóvenes Luis, Gabriel y Ezequiel y, durante varios días, al cura imputado Julio César Grassi. Gabriel y Ezequiel habían denunciado en el programa Telenoche Investiga, en octubre de 2002, haber pasado 17 situaciones calificadas como abuso deshonesto y corrupción de menores, delitos por los que podría ser condenado hasta a 25 años de cárcel.

Más tarde se sumó Luis, quien incluso formaba parte de los testigos de la defensa porque había pertenecido al círculo más íntimo del cura. En su declaración ante el tribunal describió situaciones y características muy íntimas del cuerpo de Grassi, que podrían ser corroboradas con el peritaje solicitado.

Compartir: 

Twitter
 

Si el Tribunal decide que se realice la pericia, la situación del cura en el juicio quedará deteriorada.
Imagen: Télam
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.