SOCIEDAD › DESDE EL DOMINGO, EL PAIS TENDRA DOS HUSOS HORARIOS

Rebelión de relojes en el oeste

Son seis las provincias que ya decidieron no adelantar una hora los relojes, como propuso el gobierno nacional. Son Mendoza, San Luis, San Juan, Catamarca, Salta y Neuquén. Pueden sumarse La Rioja y Jujuy. Dicen que provoca trastornos y no genera ahorro.

Presentada como “una alternativa ventajosa para disminuir tanto la potencia máxima como el consumo de energía eléctrica” en el país, el gobierno nacional publicó ayer el decreto que establece el cambio en el huso horario durante el verano, que implica adelantar una hora a partir de la cero del domingo. Sin embargo, la medida fue desestimada por cinco provincias, donde argumentaron que el impacto de la variación en la vida de los habitantes no vale el “modesto ahorro” de energía que se obtendría por la aplicación del cambio. A San Luis –que el año pasado fue la única provincia que se rebeló contra la modificación–, se le suman ahora Mendoza, San Juan, Catamarca, Neuquén y Salta. En la Rioja y Jujuy, el tema todavía estaba en estudio.

De esta manera, en el decreto 1693, publicado ayer en el Boletín Oficial, el Ejecutivo nacional vuelve a aprobar el corrimiento del huso horario oficial una hora más hacia el este del Meridiano de Greenwich, ubicándose en el huso -2 desde “la cero hora del tercer domingo de octubre de 2008, y hasta la cero hora del tercer domingo de marzo de 2009, en todo el territorio de la República Argentina”. Así, el país –o al menos las provincias que adhieren– queda desfasado dos horas del huso que le corresponde por su ubicación en el globo, el -4, hecho que si bien parece inofensivo, en opinión de los científicos puede provocar “trastornos en el reloj biológico de las personas”.

En esa línea se posicionan los argumentos de los gobiernos provinciales que decidieron no adelantar sus relojes. No casualmente son los territorios ubicados hacia el oeste del país los que insisten en mantener el actual huso horario. “Son lugares que ya de por sí están defasados una hora de la que les corresponde por su ubicación geográfica, con lo cual, sin cambiar nada amanece más tarde y anochece más tarde” de lo que debería, explicó Jorge Poblette, coordinador de la Agencia de Cambio Climático de la Secretaría de Ambiente de Mendoza.

Ese organismo fue uno de los que realizaron, en conjunto con la Universidad Nacional de Cuyo y el Centro Regional de Investigaciones Científicas y Tecnológicas (Cricyt), el informe en base al cual la Legislatura de esa provincia tomó la decisión de no sumarse, en esta ocasión, al cambio. Entre las conclusiones de la evaluación de los resultados del verano pasado, cuando Mendoza sí adelantó la hora, cuentan el importante impacto social, ambiental y cultural por un “modesto” ahorro de energía. Estos argumentos inclinaron finalmente la balanza por la negativa, luego de que el gobernador dejara en manos de la Legislatura la decisión última, convertida en norma el miércoles.

“La modificación genera un malhumor generalizado en la gente, que descansa menos porque se levanta a la misma hora pero se acuesta más tarde, pero también, al haber mañanas más cortas y tardes más largas, la contaminación es mayor. Compartimos los objetivos del Gobierno nacional respecto de racionalizar el uso de la energía, pero consideramos que podemos cumplirlos a través de otras estrategias”, detalló Poblette.

Por su parte, San Luis cuenta con un instrumento jurídico que ampara su posición inamovible del huso horario -3 desde principios del año pasado, elemento que utilizará nuevamente el gobierno de esa provincia en esta ocasión.

“No vamos a cambiar”, esgrimió de manera contundente María Adelaida Muñiz, presidenta de la Comisión Reguladora de Energía de San Luis. Esgrimió como el motivo principal de la decisión el hecho de que “la iniciativa complica el ritmo de vida de los habitantes, que descansan menos y, al fin y al cabo, trabajan más porque su jornada laboral se termina extendiendo, y no se cumple con el objetivo con el que es impulsada desde Buenos Aires”, que es el ahorro de energía. Por el contrario, la funcionaria aseguró que “el consumo de electricidad (en San Luis) se traslada de una hora a otra, pero no baja en absoluto”.

Muñiz adelantó que, una vez conocidas las posiciones de las provincias luego del domingo, las autoridades locales buscarían contactarse con sus pares para “redactar una ley que nos permita obtener un cambio horario que nos favorezca por nuestra ubicación”.

Motivos similares a los puntanos esbozaron las autoridades de San Juan, Salta y Catamarca, que tomaron la misma determinación. El gobernador de San Juan, José Luis Gioja, notificó a la presidenta Cristina Fernández que si bien no modificará la hora, iniciará una campaña para promover el ahorro de energía eléctrica, para “acompañar el esfuerzo nacional”. Recién hoy el gobernador de Neuquén, Jorge Sapag, dará a conocer los motivos por los que su provincia continuará en el huso horario -3.

Por su parte, las autoridades de La Rioja y Jujuy aún están en duda. El ejecutivo riojano se tomaría el día de hoy para analizar en profundidad los pro y los contra de la medida y recién comunicaría una resolución mañana, confiaron fuentes de gobierno. Por lo pronto, el Concejo Deliberante local emitió su opinión negativa sobre la modificación. La Pampa, en cambio, eligió un camino neutral. El gobernador Oscar Jorge resolvió adherir a la resolución nacional pero implementando una modificación en los horarios de los empleados públicos, el sistema educativo, los entes descentralizados, las empresas del Estado y el Banco de La Pampa, “para compensar el cambio horario”.

Informe: Ailín Bullentini.

Compartir: 

Twitter
 

El decreto publicado ayer pone al país en el huso horario -2, el mismo que las Islas Azores.
Imagen: Fotomontaje Alejandro Elias
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.