SOCIEDAD

Protesta por un crimen

Ayer a la mañana, los comerciantes de una calle del barrio porteño de Versalles no abrieron sus negocios, Fue en protesta por la muerte del dueño de una parrilla, asesinado a balazos cuando intentó evitar el robo a una farmacia del barrio que era asaltada por cuatro hombres. Uno de los ladrones que participaron en el hecho murió poco después, al tirotearse con la policía, que alcanzó a herir a otro de ellos. Luego se supo que el delincuente fallecido, de 21 años, había estado preso por un homicidio y gozaba de salidas transitorias. A raíz del episodio, ayer por la mañana los comerciantes de la cuadra donde ocurrió el hecho decidieron no abrir las puertas al público, colocaron carteles en señal de duelo y comenzaron a movilizarse con otros vecinos para mantener reuniones con la policía local con el fin de reclamar más seguridad. El episodio ocurrió el miércoles a la noche, cerca de las 20.15, en la farmacia situada en la calle Bruselas 816, esquina Arregui, a la que llegaron a robar cuatro delincuentes armados. En el local se hallaba el matrimonio dueño de la farmacia y tres clientes, que fueron reducidos bajo amenazas por tres de los ladrones, que entraron en el comercio, mientras que el cuarto los esperaba a bordo de un Renault Clío rojo, estacionado a pocos metros. El asalto fue visto por Abel Rossi, de 51 años, dueño de una parrilla situada al lado del lugar del asalto, que se acercó a la farmacia con una cuchilla en la mano para auxiliar a sus vecinos. El farmacéutico observó que Rossi se aproximaba con la cuchilla, y teniendo en cuenta el nerviosismo de los delincuentes, le advirtió que se fuera, pero uno de los delincuentes disparó contra el comerciante. Resultó herido de gravedad y fue trasladado al Hospital Santojanni, donde falleció.

Compartir: 

Twitter
 

 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.