SOCIEDAD › PRISION DE OCHO AñOS AL EMPRESARIO QUE ABUSO DE ELIZABETH DURANTE NUEVE

Al menos lo condenaron

Arturo Benavídez, el empresario acusado de haber abusado sexualmente de su empleada, Eli Díaz, desde que ella tenía 9 años y durante casi una década, fue condenado a 8 años. El caso es semejante al de Tejerina, pero Eli está libre y el abusador, condenado.

 Por Carlos Rodríguez

“El fallo condenatorio es un gran precedente para todas las mujeres, pero los ocho años de condena son pocos para el daño que hizo.” Leticia Celli es la abogada de María Elizabeth Díaz, de 21 años, la chica de San Javier –un pequeño pueblito de las sierras de Córdoba– que durante nueve años de su vida fue abusada sexualmente, en forma sistemática, por su vecino y patrón, el empresario Arturo Benavídez, de 62 años. El hombre fue condenado ayer a ocho años de cárcel por “abuso deshonesto reiterado, abuso sexual con acceso carnal y lesiones leves”. Eli, diminutivo con el que se conoce a la víctima en su pueblo natal, luego del fallo estaba “muy nerviosa, con sentimientos encontrados”, le dijo Celli a Página/12. Esa misma contradicción era la que sentía la abogada: “La pena aplicada es injusta, ni siquiera es equiparable a los años de horror que vivió Eli. De todos modos, es un paso adelante si la comparamos con el caso de Romina Tejerina, donde la víctima fue condenada a 14 años de prisión, mientras su violador sigue en libertad”. Eli, como Tejerina, afrontó un juicio por filicidio, por haber asesinado a su beba recién nacida, fruto de una violación. Eli fue absuelta, Romina sigue presa.

“La importancia del fallo es porque fue condenatorio. Es un paso adelante porque el 90 por ciento de las violaciones quedan impunes y mucho más si el violador, como en el caso de Eli, es un empresario poderoso, uno de los ‘dueños’ de San Javier.” Leticia Celli habló en nombre de Eli, su defendida, quien apenas pudo decir “dos palabras” ante los periodistas que la aguardaban frente a la sala de audiencias de la Sala 1ª de la Cámara del Crimen, dado que el juicio se realizó a puertas cerradas. “La sentencia sirve también porque permite avanzar en el objetivo de lograr la absolución definitiva de Eli en la otra causa”, en la de filicidio. La joven fue absuelta el 27 de noviembre de 2006 por un jurado popular, integrado por vecinos de San Javier.

Ese fallo fue dividido: seis de los jurados populares votaron por la absolución de la joven por entender que había actuado “en estado de inconciencia” frente a un nacimiento no deseado, ni buscado por ella. Otros dos jurados consideraron que era culpable, aunque con atenuantes por el abuso que había sufrido. En esa postura fueron acompañados por los dos jueces “técnicos”, de carrera, que presidieron ese debate. El fallo absolutorio todavía no está firme porque tiene un pedido de Casación presentado por el fiscal José Luis Cerioni.

Leticia Celli insistió en que, a pesar de todo, el fallo condenatorio contra Benavídez “es importante porque se trata de un hombre poderoso y porque sabemos que la Justicia sigue siendo clasista. A los jueces no les tiembla la mano cuando tienen que condenar a 15 o 20 años de prisión al que roba por necesidad, pero sí les tiembla cuando el acusado es un hombre poderoso, aunque el delito cometido sea mucho más grave”. Sostuvo que en la Argentina “hay una Justicia benévola para ricos, para poderosos, y otra mucha más dura para los pobres. Hoy, Elizabeth está conforme con que lo hayan condenado, aunque todos esperábamos una condena más dura”. Al ser consultada sobre si piensan apelar el fallo y pedir una pena más alta, respondió: “Primero tenemos que conocer los fundamentos de la sentencia y luego consultar a Eli. Nosotros vamos a hacer lo que ella decida”.

Benavídez está detenido desde el 23 de noviembre de 2006 y está probado que es el padre de la beba que tuvo Eli. Se estima que, de mantenerse firme la condena, podría recuperar la libertad “en cinco años, si es que tiene buena conducta”. Los abusos comenzaron cuando Eli tenía 9 años y siguieron hasta los 18. La joven estuvo presa, acusada de filicidio, y el shock que le provocó esa situación límite hizo que comprendiera que tenía derechos que ejercer. “Me habían hecho creer que la mujer estaba sólo para sufrir y obedecer. Recién ahora comprendí que eso no es así. Yo fui sometida a partir de los 9 años, era una niña, y él (por Arturo Benavídez, a quien ni siquiera puede nombrar) era un hombre viejo.” La frase de Eli es repetida por la abogada Celli durante la charla con Página/12.

La Sala 1ª que condenó a Benavídez está integrada por los jueces Mario Capdevilla, Jorge Fantín y Lorenzo Rodríguez. La sentencia a ocho años de cárcel coincidió con el pedido del fiscal, Marcelo Novillo Corvalán. La querella había solicitado 20 años. Carlos Harabedian, defensor del condenado, había pedido la absolución de su representado, alegando que se había tratado de “relaciones sexuales consentidas” por la víctima, aunque los abusos ocurrieron cuando la chica era una niña.

Harabedian, que es defensor del ex presidente Carlos Menem en el juicio por la explosión en la fábrica de armas de la ciudad de Río Tercero, anticipó ayer que van a recurrir a Casación para rechazar la condena. De todos modos, dijo sentirse “aliviado” por la pena de 8 años porque “hubiera sido grave que aplicaran la desmedida sanción que habían solicitado los querellantes”. Ayer, como a lo largo de todo el proceso, grupos de manifestantes se reunieron frente a los tribunales cordobeses para expresar su apoyo a Eli.

“Elizabeth no se pudo quedar después del fallo. Estaba angustiada. Ella ha demostrado una gran entereza, una fortaleza muy grande para salir a denunciar lo que le había pasado, lo que había callado, por miedo, durante tanto tiempo”, recordó Leticia Celli. La joven vive ahora en Villa Dolores, en la casa de una anciana que está a su cuidado. Se ha alejado de sus padres. Aunque nunca lo expresa, siente un gran dolor porque piensa que ellos no supieron cuidarla y defenderla cuando era una niña.

Compartir: 

Twitter
 

Los vecinos apoyaron a Elizabeth hasta que la Justicia la sobreseyó, aunque el fallo no está firme.
Imagen: Gentileza Diario Democracia
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.