EL PAIS › LA ARMADA, EL GOBIERNO PORTEñO Y UNA FUNDACION AD HOC CONSTRUIRAN UN VELERO

El sueño de la goleta propia

La “Goleta del Bicentenario” está presupuestada en 30 millones de pesos. La administración Macri le asignó dos millones para empezar el proyecto y el resto dicen que lo aportarán patrocinadores. El objetivo es llevar de viaje por tres días a estudiantes.

 Por Nora Veiras

Los festejos por el Bicentenario activaron la imaginación de los marinos y se concretaron en un convenio con el gobierno porteño. La Armada Argentina fue con la idea de construir una goleta, una especie de fragata chiquita, y consiguió para empezar dos millones de pesos –según figura en el presupuesto de la ciudad de Buenos Aires–. El costo total asciende a más de 30 millones. En su página web,la Armada explica que “este proyecto está pensado para jóvenes de todo el país que están transitando la etapa de formación primaria, secundaria, universitaria y hasta cursos de posgrado. También estará adaptada para personas con discapacidad motriz y para quienes estén en proceso de recuperación de adicciones”. Tendrá una capacidad “para albergar hasta 35 alumnos”. Teniendo en cuenta los más de diez millones de estudiantes del país, a la goleta no le darán tregua.

El jefe de la Armada, Jorge Godoy; el vicejefe Benito Rótolo, el director de Personal, Enrique Salvador Olmedo, y el titular de la Fundación Escuela Goleta del Bicentenario (FEGB), contraalmirante retirado Diego Leivas, presentaron en sociedad el proyecto ante la vicejefa de Gobierno porteño, Gabriela Michetti, y funcionarios del Ministerio de Defensa. La ceremonia fue en el ex astillero Domecq García, rebautizado Almirante Storni, donde el capellán mayor de la Armada, presbítero Germán Carmona, bendijo los primeros chapones soldados del emprendimiento. Entre los marinos llamó la atención que cuando se empezó a hablar de la goleta se calculaba un presupuesto de cinco millones de dólares y ahora el monto se duplicó. “¿Será el efecto jazz?”, ironizaban algunos uniformados críticos a la utilidad del velero.

Las huestes de Nilda Garré aseguraron a Página/12 que no hay ninguna partida prevista para el velero “Santa María de los Buenos Ayres”, la “hermana menor de la ‘Fragata Libertad’” se entusiasman los hombres de mar. En la página web escuelagoleta.org.ar se hace hincapié en que el financiamiento será producto de donaciones y patrocinadores. “La ciudad de Buenos Aires ha sido un apoyo institucional decisivo para esta iniciativa”, explica la página de la FEGB. El convenio firmado entre la Armada y el gobierno porteño data de la gestión de Jorge Telerman, pero fue refrendado por el macrismo que autorizó los fondos. El texto y sus anexos aparecen en el Boletín Oficial del 5 de mayo pasado y asigna un presupuesto de dos millones de pesos para la goleta. Las partidas fueron habilitadas con la ampliación presupuestaria votada por los legisladores. Se prevén recursos por 23 millones de pesos para todo el proyecto del Bicentenario.

“‘Las Partes’ han coincidido en el interés de implementar un proyecto de construcción y puesta en servicio de un Buque Velero, a cargo de ‘La Armada’, que se denominará ‘Escuela Goleta Santa María de los Buenos Ayres’, en homenaje y conmemoración del Bicentenario de la Revolución de Mayo de 1810”, explica uno de los puntos del convenio y aclara que “El Gobierno prestará colaboración financiera en la implementación de la construcción y puesta en funcionamiento del Buque Velero. La construcción y puesta en funcionamiento es encomendada a “La Armada”, la que tiene la responsabilidad de informar a ‘El Gobierno’ sobre las actividades desarrolladas”.

La Fundación explica que es “una entidad sin fines de lucro” y señala que “estará a cargo de la operación y el mantenimiento” de la goleta. Prevé que “el financiamiento futuro de las actividades provendrá de ingresos por el pago de aranceles por parte de usuarios y/o entidades contratantes de los servicios tales como instituciones educativas privadas o públicas, empresas, público en general”. Aportes filantrópicos o subsidios no reintegrables son las otras fuentes previstas para que el velero navegue por mares y ríos.

Una de las empresas que aparece ligada al proyecto es Transas SA, (sic) dedicada a la venta de equipos de navegación. Transas SA está manejada por oficiales de la Armada retirados.

A pesar de que al detallar las formas de financiamiento de la goleta-escuela se enumera el pago de aranceles, el contraalmirante Leivas aparece en la página web de la Armada y destaca que “es un proyecto de valor educativo integral e inclusivo porque va a embarcar a chicos de Buenos Aires como del resto de las provincias, en particular a los chicos de bajos recursos”. “Se trata de que puedan realizar navegaciones cortas por el litoral marítimo argentino aprovechando la plataforma de aprendizaje de un barco para transmitir valores esenciales que refuercen principios de su propia formación, es decir, incentivar y movilizarlos en distintos puntos de su persona vinculados con el carácter, trabajo en equipo, espíritu de camaradería, de sacrificio”.

Siguiendo un diseño del afamado Germán Frers, socio también de la FEGB, el astillero Almirante Storni está trabajando contrarreloj para terminar la goleta en el 2010. Casi diez millones de dólares para un velero que ofrecerá excursiones de tres días a alumnos para que aprendan “los valores del mar”.

Compartir: 

Twitter
 

La imagen de la goleta que navegará en el 2010.
 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.