SOCIEDAD › CAYó UN AVIóN CON 134 PERSONAS; MURIERON NUEVE

Tragedia al aterrizar

Al menos nueve personas murieron, más de ochenta resultaron heridas y veinticinco se encuentran en estado crítico al estrellarse un avión en Holanda. El accidente se produjo cuando la aeronave proveniente de Estambul, con más de 134 personas a bordo, trataba de aterrizar en el aeropuerto internacional de Amsterdam. Aunque aún se desconocen las causas que originaron la brusca caída, el comandante de la Gendarmería de Amsterdam-Schiphol, Robert Veltman, subrayó que el número de víctimas “fue limitado porque el avión no se incendió” y volaba además “a baja altitud”.

“Perdimos altura bruscamente, como si el aparato hubiera entrado en una zona de turbulencias”, aseguró Kerem Uzel, uno de los pasajeros que pudo salir ileso del accidente. Inmediatamente después, según Uzel, “la cola del avión impactó en el suelo y derrapamos”. Producto del impacto, el avión se partió en tres.

A las 8.22, el Boeing 737-800 despegó de Estambul, con 127 pasajeros y 7 miembros de la tripulación a bordo, su destino era el aeropuerto de Amsterdam-Schiphol. Pero a las 10.30, a unos tres kilómetros de la pista de aterrizaje, el avión se estrelló en un campo que bordea una autopista, a muy poca distancia de varias viviendas. “En el momento en que el avión se preparaba para aterrizar normalmente, tuve la impresión de caer en una bolsa de aire y el piloto perdió el control del aparato”, explicó el pasajero Tuncer Mutluhan, un banquero residente en Holanda. “De golpe, el avión se precipitó hacia abajo y se estrelló. Todo pasó entre tres y cinco segundos. Después, llegó el pánico”, relató el hombre.

Los nueve cadáveres –tres de ellos miembros de la tripulación– fueron retirados por la noche de las inmediaciones del aparato y trasladados a la morgue del aeropuerto, pero su identificación “llevará tiempo”, previnieron las autoridades holandesas. “Las nacionalidades de los pasajeros son, sobre todo, holandesa y turca, pero también hay de otros países”, afirmó Theo Weterings, alcalde del municipio de Haarlemmermeer, donde está el aeropuerto.

Según el ministro de Transporte turco, Binali Yildirim, “las posibilidades de sobrevivir en accidentes de avión son cercanas a cero. Y esto es un milagro. El hecho de que el avión se estrellase en un campo y que no se incendiase disminuyó el número de decesos”. La caja negra del aparato fue encontrada poco después del impacto, pero la investigación sobre las causas del accidente “puede llevar días” e incluso “meses”, aseguró Veltman.

Compartir: 

Twitter
 

El avión se partió en tres cerca del aeropuerto de Amsterdam.
Imagen: AFP
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.