SOCIEDAD › DOCE ALLANAMIENTOS, DOS DETENIDOS Y TARJETAS DE VISITA

La pista de la efedrina

Dos socios de la droguería que no retiró dos toneladas de efedrina halladas en Ezeiza fueron detenidos. En una de sus oficinas, en Puerto Madero, hallaron tarjetas personales de Sebastián Forza.

Dos detenidos, un prófugo, una droguería allanada y algún vínculo con Sebastián Forza –uno de los fusilados del triple crimen de General Rodríguez– fueron el resultado de una docena de allanamientos ordenados por el mediático juez de Campana, Federico Faggionatto Márquez. La droguería allanada, Compañía Farmacéutica Argentina SA, estaba en la mira desde que el 10 de febrero pasado los investigadores detectaron en un depósito del aeropuerto de Ezeiza 80 tambores de 25 kilos de efedrina cada uno, que hacían un total de dos toneladas. Esos tambores quedaron como remanente de una importación de nueve toneladas, de las que la empresa había retirado siete y no volvió por el resto. Los investigadores están convencidos de que las dos toneladas no fueron retiradas para no levantar sospechas. En uno de los doce allanamientos, en las oficinas de la CFA en Puerto Madero, hallaron varias tarjetas personales de Sebastián Forza.

Los detenidos, según informaron fuentes de la investigación, son Alfredo Abraham y Guillermo Manfredi, socios en CFA. Abraham fue detenido en su casa en el barrio de Caballito, sobre la calle Cucha Cucha 818 y Arengreen, a cuatro cuadras de la estatua del Cid Campeador. A Manfredi lo detectaron en Castelli 946, en la localidad de Martínez, partido de San Isidro. El abogado de Abraham, Javier Sánchez Blanco, declaró que “el allanamiento no está vinculado con la ‘ruta de la efedrina’ sino con la denuncia que hizo la AFIP por los 2000 kilos secuestrados en un depósito fiscal en Ezeiza. Abraham no tiene nada que ver, él está en el mundo de la publicidad y no tiene actuación en el rubro farmacéutico”, aseguró el letrado.

El comisionado Honorio Rodríguez, jefe de la Delegación Zárate Campana de la Dirección de Investigaciones del Tráfico de Drogas Ilícitas de la Bonaerense, aseguró que CFA comercializaba con personas que se encuentran detenidas en la misma causa, como “Mario Ribet y Edelmiro González”, señalado como dueño de una droguería en la ciudad formoseña de Clorinda, que se encuentra prófugo con pedido de captura internacional. “Presumimos que González –aclaró Honorio Rodríguez– se encuentra oculto en Paraguay.”

Habrá que recordar que el 2 de octubre pasado, el Chucho Martínez Espinoza –señalado por Faggiona-tto como jefe del grupo que operaba en el laboratorio detectado en Ingeniero Maschwitz– fue detenido en un hotel de Asunción con el “Sincuello” Jorge Almanza Guzmán, y en el aeropuerto de la capital paraguaya fue detenido Leobardo Gaxiola López. Ambos, el Sincuello y Leobardo, eran mulas y llegaban de Argentina tras cruzar la frontera. Curiosamente, antes de cruzar el río, se habían alojado en el mismo hotel, el residencial Mario, Sarmiento 620, en la ciudad de Clorinda, para luego cruzar en canoa por el paso clandestino de Los Tubos. La misma Clorinda donde funcionaba la droguería de Edelmiro González, al que se señalara como prófugo en la causa.

El comisionado Honorio Rodríguez explicó a los medios que según la investigación de Faggiona- tto Márquez la efedrina de CFA “llegaba a los ciudadanos mexicanos y al laboratorio desbaratado en Ingeniero Maschwitz y era contrabandeada a México”.

Por otro lado, en uno de los allanamientos, en la calle Olga Cosse-ttini 1190 de Puerto Madero, oficina de la empresa farmacéutica, se hallaron “importantes documentos”, reveló Honorio Rodríguez. Se refería, entre ellos, a varias tarjetas personales de Sebastián Forza, del medio farmacéutico y uno de los tres amigos fusilados en General Rodríguez. La investigación del Triple Crimen fue separada de la causa conocida como pista de la efedrina por decisión de la Justicia, pese a que Faggionatto Márquez hasta ese momento insistió en que el triple crimen estaba vinculado al descubrimiento del laboratorio de Ingeniero Maschwitz. Ahora, tras el hallazgo de las tarjetas de Forza, Faggionatto no pudo más que convocar al fiscal de Mercedes que investiga el triple crimen, Juan Ignacio Bidone, para que participara de los procedimientos.

Además de las tarjetas, Rodríguez reveló que habían hallado facturas de pago de un teléfono Nextel con el que Forza se comunicó en varias oportunidades días antes de su asesinato.

Compartir: 

Twitter
 

Secuestro de pruebas durante el allanamiento en Puerto Madero.
Imagen: Télam
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.