SOCIEDAD › ALLANAN EL YATE DEL CUñADO DEL COLOMBIANO ASESINADO

En busca de rastros del crimen

Después de quedar bajo custodia de la Prefectura Naval durante dos días, ayer fue allanado el yate de Jorge Iván González Ramírez, el cuñado ricachón del ciudadano colombiano asesinado el lunes pasado. Adentro del camarote principal de la embarcación amarrada en San Fernando, además de la cama matrimonial adornada con cortinas, los investigadores encontraron una pistola calibre 40. También se levantaron algunos rastros y huellas durante el operativo, el único que autorizó el juez de Garantías de San Isidro, Rafael Sal Lari, quien denegó el otro allanamiento pedido por el fiscal del caso: el lujoso piso de Puerto Madero, donde residía la víctima y donde actualmente están los otros tres colombianos que lo acompañaban en el momento del ataque.

“Se trata de una Glock 40 con cargador completo”, señaló uno de los investigadores, quien aclaró que, si bien faltan las pericias, está prácticamente descartado que se trate de un modelo similar al utilizado en el crimen cometido en el estacionamiento Unicenter, donde un hombre se bajó de una moto y acribilló, al igual que sucedió el lunes con Juan Sebastián Galvis Ramírez, a dos colombianos. Las armas utilizadas el 23 de julio pasado, según los exámenes balísticos, eran marca Tanfoglio o Springfield.

En diálogo con Página/12, una fuente de la investigación aseguró que el ingeniero agrónomo González Ramírez, sospechado de ser el destinatario del mensaje mafioso en que se constituiría el asesinato de su cuñado, estaba en Argentina el día del asesinato de Monoteto Duque y Jorge Quintero, también colombianos. La misma fuente aseguró que habrá que esperar que la Justicia ordene cruces telefónicos, tanto de la víctima como de su cuñado, y cualquier tipo de información que puedan aportar desde Migraciones. Hasta ahora, se sabe que uno de los tres acompañantes tiene causas en Colombia por narcotráfico.

“Acá los ingenieros agrónomos se cagan de hambre, por ahí en Colombia les va mejor”, dijo con sorna el investigador consultado por este diario, refiriéndose a los suntuosos bienes de González Ramírez (además del yate y el piso en Puerto Madero, tiene una camioneta Tuareg valuada en 72 mil dólares). El allanamiento al yate “Woods” estuvo encabezado por el fiscal de San Fernando, Luis Angelini, y participaron efectivos de la Subdelegación de Investigaciones de Tigre y la Policía Científica de San Isidro. El yate está amarrado en el Yacht Club San Fernando, en el cruce de las calles Escalada y Lanusse.

A 15 cuadras de allí, el lunes pasado fue acribillado Galvis Ramírez mientras esperaba junto a un compatriota a su padre y a otros dos hombres que habían entrado a comprar un bote semirrígido, como auxiliar del yate, al local Renosto. En ese momento, aparecieron dos hombres en moto y uno de ellos le disparó 12 veces con una 9 milímetros. Sólo erró dos tiros.

Compartir: 

Twitter
 

 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.