SOCIEDAD › LLEVABA VARIAS PRENDAS EN UNA BOLSA Y SONó LA ALARMA

Un policía, de robo, en el shopping

Un inspector de la Policía Bonaerense fue detenido en un shopping del barrio porteño de Palermo, acusado de intento de robo. Lo delató el estruendoso sonido de la alarma del comercio que el policía estaba a punto de abandonar, con varias prendas escondidas en una bolsa, por las que no pagó. Al ser sorprendido en pleno intento, ocultó su carácter de policía y dijo que era “un desocupado”, que “no tenía plata” y que estaba en estado de “indigencia”. Si bien fue detenido de inmediato por efectivos de la Comisaría 21ª, el hombre quedó en libertad, aunque fue desafectado de la fuerza.

El “casi ladrón” se llama Juan Pablo Adín Mindurry y, hasta ayer, ocupaba uno de los puestos de jefatura en la Departamental de Pergamino. Sin embargo, el martes a la noche fue detenido por efectivos de la Policía Federal que custodiaban en shopping Alto Palermo, en Santa Fe y Coronel Díaz, luego de que lo sorprendieran en un intento de robo en uno de los comercios del complejo. Pasó la noche en un calabozo de la Comisaría 21 y, tras declarar en los Tribunales de la ciudad de Buenos Aires, recuperó la libertad –la tentativa de robo es un delito excarcelable–, aunque fue separado de la fuerza.

Todo comenzó cuando en un conocido negocio de indumentaria empezó a sonar la alarma de la puerta, que atrajo la atención del guardia de seguridad privada del local. El hombre se acercó y retuvo a Adín Mindurry, que había intentado salir con una bolsa escondida, en la que llevaba ropa que no había pagado. Incluso, dijeron las fuentes, habría llevado puesta alguna de las prendas. Algunos sensores de alarma que suelen estar prendidos de la ropa que está a la venta fueron encontrados en el probador donde estuvo el poliladron, que los había arrancado para evitar la activación del sonido, cosa que finalmente ocurrió. Cuando efectivos de la comisaría 21ª llegaron al lugar y corroboraron lo sucedido, detuvieron al jefe policial.

En un primer momento, Adín Mindurry ocultó su condición de policía, aduciendo que era “un desocupado”, que “no tenía plata” y que estaba en estado de “indigencia”. Sin embargo, momentos después se conoció su verdadera condición de inspector de la Policía Bonaerense, más específicamente de jefe de la Departamental Pergamino, en la zona norte de la provincia, puesto por el que recibía un salario mensual de “más de 5400 pesos”, según fuentes de la fuerza. A raíz de este hecho fue desafectado de la fuerza y perderá todos los beneficios, incluida la jubilación como policía.

Compartir: 

Twitter
 

 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.