SOCIEDAD › EN BELGICA SE LLEVAN UN MAGRITTE VALUADO EN TRES MILLONES DE EUROS

Robo surrealista en un museo

El robo se produjo en la casa donde vivió el artista, convertida hoy en un centro de exposiciones, en las afueras de Bruselas. Se trata del cuadro Olympia, que ilustra el cuerpo desnudo de su mujer. Los ladrones actuaron a cara descubierta.

En pleno día, en un museo de las afueras de Bruselas, dos hombres robaron, a cara descubierta, el cuadro Olympia del pintor surrealista belga René Magritte, cuya cotización puede alcanzar los tres millones de euros. La pintura, que ilustra el cuerpo desnudo de su propia mujer sobre un paisaje costero de fondo, fue sustraída de la casa que supo ser la morada del artista y, en la actualidad, funciona como centro de exposiciones artísticas. Los ladrones –uno de ellos estaba armado– “obligaron a dos de los tres empleados a tirarse al suelo y uno escaló la pared de vidrio de un metro y medio que separa el cuadro del público para llevárselo”, explicó André Garitte, curador de la sala.

Magritte fue el pintor de las pipas que no lo son, de los peces con piernas de mujer, de las piedras que vuelan sin ser lanzadas y de las imágenes nocturnas a plena luz del día. Al igual que la obra entera del artista, Olympia fue robada en una escena digna de los surrealistas. Ayer, pasadas las 10 (hora local), “dos personas, uno de ellos de tipo asiático, hablando uno inglés y el otro francés, irrumpieron en el museo poco después de la apertura, uno de ellos armado con una pistola”, explicó Garitte a la prensa belga.

Al momento del robo, en el lugar se encontraban únicamente dos visitantes y tres agentes de seguridad. En realidad, el museo se encuentra en las afueras de Bruselas –en la comuna de Jette–, en la casa donde Magritte vivió junto a su mujer Georgette entre 1930 y 1954. Según el curador de la sala, “los hombres, que actuaron a cara descubierta, obligaron a dos de los tres empleados a tirarse al suelo y uno de los ladrones escaló la pared de vidrio de un metro y medio que separa el cuadro del público para llevárselo”.

Olympia, un cuadro de 60 por 80 centímetros, fue pintado por Magritte en 1948 y, según estimaciones de coleccionistas, su valor oscila entre los 750.000 dólares (507.000 euros) y los 4,4 millones de dólares (tres millones de euros). La pintura, para la que posó la mujer del pintor, representa un desnudo con un paisaje costero de fondo y estuvo inspirada en el cuadro homónimo del impresionista Edouard Manet, que causó un gran escándalo al exhibirse en 1865 y también estuvo relacionado con otros dos célebres desnudos: La Venus de Urbino, de Tiziano, y La Maja desnuda, de Francisco Goya. Sin embargo, el toque surrealista de la versión de Magritte está dado por la presencia de una concha sobre el vientre de la mujer.

Magritte estuvo influenciado por todos los movimientos artísticos de la primera mitad del siglo XX: desde el expresionismo alemán al arte conceptual (o el pop-art), los sueños y los objetos banales fueron el leitmotiv de la estética Magritte. Entonces, en pinturas como El castillo de los Pirineos, La bella cautiva o La condición humana la constante yuxtaposición de objetos comunes en contextos poco corrientes le da un significado nuevo a las cosas familiares. De hecho, el cuadro Esto no es una pipa, que ilustra contradictoriamente una pipa, o sus hombres en traje flotando, se convirtieron en iconos de la cultura occidental.

El surrealista belga siempre prefirió la vida tranquila y ordinaria, muy distinta del descontrol parisino. Por eso, a principios de los años ’30 Magritte abandonó París y el entorno de André Breton para volver a la casa de ladrillos rojos de la calle Esseghem, donde ayer fue robado el cuadro. En esta vivienda, la única de las siete habitadas por el pintor que está abierta al público, Magritte pintó casi la mitad de su obra.

Aunque uno de los ladrones del Olympia estaba armado, ninguna de las personas que estaban en el lugar resultaron heridas. Según la policía de Bruselas, después de sacar la pintura de su cofre de vidrio los hombres huyeron a pie con el cuadro y luego subieron a bordo de un auto.

Compartir: 

Twitter
 

Una reproducción en tamaño reducido de Olympia, la obra de René Magritte robada ayer.
Imagen: AFP
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.