SOCIEDAD › UN MUY BUEN PARTE MEDICO DESPUES DE LA OPERACION

Sandro, mejor de lo esperado

Si bien sigue en el “período crítico” de la primera semana, el trasplante funcionó y los médicos están satisfechos por su estado general. El nivel de sangrado, primera preocupación.

Sandro tuvo “una evolución más favorable” de lo que esperaban los médicos, que el viernes pasado le practicaron un trasplante cardiopulmonar en el Hospital Italiano de la ciudad de Mendoza. El diagnóstico fue pronunciado ayer por el cardiólogo Sergio Perrone, al brindar un nuevo parte médico sobre el estado de salud del popular cantante. Pese a que los órganos respondieron “perfectamente bien”, el especialista dijo que los primeros siete días son “críticos” porque “pueden surgir un número importantísimo de eventualidades y dentro de esas eventualidades está el sangrado”.

El médico de cabecera del artista, Juan Antonio Mazzei, señaló ayer que en la madrugada “se hizo una revisión hemostática para estar absolutamente tranquilos de que la cantidad de sangrado sea la habitual” para este tipo de intervenciones. En la conferencia de prensa de la tarde, el director del Hospital Italiano, Miguel Nicolás, confirmó que Sandro “está hemodinámicamente compensado”, sin fiebre y aún con “asistencia respiratoria mecánica”, tras el trasplante de corazón y pulmones al que fue sometido el viernes.

El médico explicó además que el cantante “está sedado” y que continuará en esa situación durante el tiempo que sea necesario, porque es un paciente “de alto riesgo” que afrontó una “cirugía muy compleja”. Al respecto, resaltó que Sandro llegó al trasplante después de una internación de “8 a 9 meses” y “no en las mejores condiciones” de salud.

El cirujano Claudio Burgos –jefe del equipo de trasplantes– aseguró que Sandro “estaba mucho más deteriorado de lo que yo esperaba desde la última vez que lo vi en Buenos Aires, pero no estaba inaceptable para hacer lo que hicimos”. Para el especialista, el artista llegó al quirófano con “un deterioro multiorgánico muy importante, lo cual lo convertía en un paciente de muy alto riesgo, pero hasta ahora vamos ganando la batalla, estamos bien, está estable”.

Sin embargo, “son cirugías muy grandes, entran en juego muchas cosas y las eventualidades pueden a veces no ser predecibles”, estimó ayer Burgos. “Esto es gradual. Hay complicaciones que aparecen en los primeros días y otras que aparecen más adelante”, expresó el médico y comentó que Sandro empezó a tener algunos movimientos y que entiende “si uno lo estimula”.

Compartir: 

Twitter
 

Sandro está internado en Mendoza, tras un trasplante múltiple.
Imagen: Silvia Mertens
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.