SOCIEDAD › SECUESTRAN 191 AUTOS ROBADOS Y DEMORAN A MáS DE TRESCIENTAS PERSONAS

Especialistas en robos de alta gama

Los procedimientos se realizaron en el partido de La Matanza, en el oeste del Gran Buenos Aires, y en Villa Adelina, en la zona norte. Desbarataron dos bandas dedicadas a robar autos importados para venderlos con documentación falsa.

En 48 horas, la Policía Bonaerense secuestró 191 autos robados, muchos de ellos de alta gama, con valores de mercado que oscilan, cada uno, entre los 50 mil y los 150 mil dólares. Se hicieron 160 allanamientos en distintos partidos del territorio provincial. Entre los lugares requisados figuran 63 desarmaderos. El jefe de la fuerza, Juan Carlos Paggi, hizo saber que en los procedimientos “fueron detenidas 364 personas y se pudieron esclarecer 315 hechos delictivos”. Setenta de los autos de alta gama, entre ellos un Corvette valuado en más de 150 mil dólares, fueron encontrados en operativos realizados en el partido de La Matanza. Allí fueron “demoradas unas cien personas”. En Villa Adelina, por su parte, fue detenido el presunto cabecilla de otra organización que se dedicaba también al robo de autos de alta calidad. Una fuente policial le explicó a Página/12 que los “demorados” son investigados porque “tenían alguna relación con los lugares donde se hallaron autos con pedido de secuestro activo por robo, documentación falsa o con algún impedimento legal”. Resta establecer “si todos están involucrados en los hechos”.

El titular de la Jefatura Departamental de La Matanza, comisario mayor Gabriel Sabino, informó que todo comenzó con una causa en la que se investigaba a un grupo de delincuentes que robaban movilizándose en motos. “La pesquisa fue avanzando y terminó con el secuestro de más de 70 autos y con más de cien personas demoradas, algunas de ellas con antecedentes por otros hechos delictivos.”

Los operativos donde se produjeron secuestros de vehículos y detenciones se hicieron en galpones, comercios y en talleres del rubro automotor de las localidades de Lomas del Mirador, La Tablada y San Justo, en el primer cordón del partido de La Matanza. “En principio, lo que se hizo comprendió a todo el ámbito de La Matanza, principalmente los límites jurisdiccionales. También se hizo un operativo de ‘saturación’ en las villas para impedir el ingreso de vehículos robados a esos asentamientos en los cuales pueden refugiarse”, dijo Sabino.

Llamó la atención que entre los más de 70 vehículos secuestrados figurara un automóvil importado marca Corvette, de color amarillo, con las llantas cromadas y valuado en 150 mil dólares. Ese auto estaba oculto en un galpón de Ramos Mejía. “El Corvette fue robado en la ciudad de Buenos Aires y estamos en contacto con la Policía Federal para determinar en qué circunstancias se produjo el hecho”, precisó Sabino. “Lo que se cree es que estaba listo para ser desguazado y vendido en autopartes. Es un vehículo muy llamativo como para ofrecerlo a la venta entero.”

Además de los vehículos, fueron secuestradas una pistola calibre 9 milímetros, una escopeta calibre 12.70 y otras pistolas y revólveres con sus municiones. De los “demorados” se dijo que “en su mayoría son argentinos que fueron identificados y notificados del inicio de una causa (en su contra). Algunas personas tienen antecedentes, pero todas ellas deberán responder qué hacían con esos vehículos que estaban en una clara infracción”, explicó el jefe policial.

En Villa Adelina, mientras tanto, fue detenido Rodrigo Sebastián Cabrera, sindicado como jefe de una banda dedicada a robar autos caros. Cabrera fue apresado en su domicilio de Joaquín V. González al 1900. La causa es por robo de autos, falsificación de documentos y venta ilegal a través de Internet. En los operativos que se hicieron en Martínez y en Villa Adelina se recuperaron 12 vehículos robados.

En este caso intervino la Delegación Departamental de Investigaciones (DDI) de San Isidro. Entre los autos secuestrados figura un BMW 330, valuado en 60 mil dólares, un Citroën C4, un Peugeot 307 y dos Daewo, además de dos Nissan, un Volkswagen Suran, un Peugeot 405 y dos Renault 21, autos de menor categoría pero que también eran robados por la banda para alquilarlos a 500 pesos por semana como remises.

El jefe de la DDI San Isidro, comisario mayor Marcelo Peña, explicó que “en esta causa hay un imputado detenido, que sería el cabecilla de la banda, es decir quien recibía los autos robados y los colocaba en el mercado”. Según Peña, “algunos de estos autos se publicaban a la venta en Internet con sus documentación adulterada”.

Se secuestraron patentes, sellos, formularios de compra-venta, formularios 08, cédulas verdes, papeles de compañías de seguro y cinco DNI apócrifos con los que el imputado cambiaba su identidad. El Citroën C4 tiene un orificio de bala en el parabrisas. La dueña del auto sostuvo que cuando se lo robaron a ella no hubo disparos, lo que indica que el vehículo habría sido usado para cometer otro delito. El caso es investigado por la Fiscalía de Boulogne y se presume que podrían producirse nuevas detenciones.

Compartir: 

Twitter
 

Uno de los autos de alta gama secuestrados en el partido de La Matanza.
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.