SOCIEDAD › MOVILIZACION EN OLAVARRIA A FAVOR DE UN ACUSADO DE VIOLACION

El ejemplo de General Villegas

Un médico ginecólogo de Olavarría, en la provincia de Buenos Aires, fue detenido, acusado de abuso sexual de seis pacientes en su consultorio. Ayer, un centenar de personas marchó en contra de la investigación judicial.

 Por Mariana Carbajal

Alrededor de un centenar de personas marchó ayer en la localidad bonaerense de Olavarría en apoyo de un ginecólogo denunciado por el supuesto abuso sexual de seis de sus pacientes, de entre 25 y 46 años, mientras las atendía en su consultorio privado. La movilización tiene similitudes con la convocada días atrás en General Villegas: una vez más la palabra de las víctimas, mujeres, aparece devaluada y se invisibiliza el grave delito contra su integridad sexual que denuncian. “Y se las señala como mentirosas o culpables, hasta que demuestren lo contrario”, cuestionó Griselda Astudillo, de la organización de mujeres de Olavarría Jácara Colectiva Feminista.

El médico acusado es Jorge Lescano, oriundo de Córdoba pero radicado hace varios años en Olavarría, donde comparte el consultorio con su esposa, también ginecóloga. Fue detenido a pedido del fiscal Nº 5, Martín Pizzolo, el 4 de mayo. Lo apresaron en su consultorio, donde paralelamente la Justicia realizó un allanamiento y secuestró las historias clínicas de las mujeres que lo denunciaron penalmente. El viernes, el juez de Garantías de Olavarría, Carlos Villamarín, le concedió la excarcelación extraordinaria. El ginecólogo está acusado de “abuso sexual gravemente ultrajante” cometido contra cuatro pacientes y de “abuso sexual simple” contra otras dos. Lescano no quiso hacer uso de la excarcelación y permanece internado en un hospital local debido a que al segundo día de estar en prisión en una seccional policial adujo que sentía dolores en el pecho y lo trasladaron al centro de salud.

La causa se inició a fines de abril. Una de sus pacientes lo denunció con el patrocinio legal de la abogada Valeria Sansimoni. La mujer había ido primero a la Comisaría de la Mujer de Olavarría, pero no le quisieron tomar la denuncia, según reveló ayer a Página/12 su abogada. “Después de escuchar la descripción que hizo de los hechos sufridos en el consultorio, hablé con varios ginecólogos y ginecólogas conocidos y me confirmaron que lo que el médico le había hecho a la señora no se trataba de un tratamiento ginecológico”, explicó Sansimoni. De acuerdo con la denuncia, el médico la habría sometido a una supuesta terapia para mejorar el desempeño sexual que incluyó acceso carnal. El caso trascendió rápidamente en Olavarría: el ginecólogo atiende a mujeres de sectores medios y altos de la ciudad y se convirtió en el tema de conversación de los últimos días en comercios y reuniones sociales. Conocida la primera denuncia, se presentó en la fiscalía otra paciente con un relato similar. Y luego otras cuatro mujeres más se acercaron al estudio de Sansimoni y al de otra abogada, Elda Donatelli, para denunciar hechos parecidos. Las dos abogadas llevan el caso. El juez de Garantías caratuló como “abuso sexual gravemente ultrajante” en los casos de las cuatro mujeres que denunciaron que sufrieron acceso carnal de parte del ginecólogo y como “abuso sexual simple” en los dos en los que no hubo penetración pero sí tocamientos y manoseos indebidos. Tres de las denunciantes son mujeres casadas. Los hechos denunciados ocurrieron entre dos meses y un año y medio atrás. El Colegio Médico, que abarca a 16 distritos de la zona, pidió ser aceptado como particular damnificado en la causa, según informó su presidente, Saulo Ciocchini. El Círculo Médico de Olavarría dijo que su postura “es y será colaborar con la Justicia y esperar la decisión final de ésta”.

Pero una vez más, como en General Villegas, frente a la denuncia de delitos contra la integridad sexual cometidos contra mujeres, un sector de la población asumió una posición que revictimiza a las víctimas al descreer de su palabra, a pesar, incluso, de que las denuncias provienen de varias pacientes y sus relatos son coincidentes.

La marcha en apoyo a Lescano fue convocada por familiares y amigos del médico detenido, a través de correos electrónicos y carteles colocados a partir del jueves en algunos comercios de la ciudad. No fue multitudinaria: participaron poco más de cien personas. Andrés Llado, un hombre que se identificó como “marido de una paciente” de Lescano, fue el promotor de la movida. Los manifestantes se concentraron ayer a las 15 en la puerta del consultorio, España 3412, para respaldar al ginecólogo acusado de graves delitos. “Justicia por Lescano”, decía uno de los carteles que llevaban. “Lescano, creemos en usted y en la Justicia. La verdad siempre triunfa”, decía otra pancarta. La abogada Sansimoni se mostró sorprendida por la concentración: “Es lamentable el quiebre en la sociedad que generan los delitos contra la integridad sexual y el descreimiento hacia las víctimas no sólo de parte de varones, sino también de otras mujeres. Nuestra sociedad sigue siendo muy machista”, reflexionó.

Compartir: 

Twitter
 

Los manifestantes se juntaron en la puerta del consultorio con la pancarta: “Justicia por Lescano”.
Imagen: Gentileza Popular Olavarría
SUBNOTAS
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared