SOCIEDAD › FALLO CONTRA EL GOBIERNO PORTEÑO

El derecho de ir a clase

Un juez ordenó al gobierno porteño que permita el regreso a clases de un chico de 11 años que padece “trastorno generalizado del desarrollo (TGD), subtipo autismo y epilepsia”, quien fue excluido de las aulas porque por su patología no puede completar el cuadro de vacunas obligatorias. La decisión la tomó el juez en lo Contencioso Administrativo Guillermo Scheibler. Lo hizo ante el planteo de los padres del niño, quienes señalaron que su hijo “concurría en calidad de alumno regular del nivel primario al Instituto de Educación Especial Grupo Caminantes desde 2009”. Pero al intentar la continuidad de los estudios en 2010, la escolaridad le fue suspendida porque no tiene completo el cuadro de vacunas obligatorias, lo que no puede concretar porque está contraindicado para el tipo de enfermedad que padece.

Para el juez, “en la decisión adoptada no sólo no habría intervenido la autoridad sanitaria jurisdiccional, sino que –consecuentemente– no habrían sido valoradas por los órganos con competencia técnica y funcional en la materia cuestiones relevantes”. “La parte demandada habría adoptado una decisión al margen de los procedimientos legales aplicables al caso que afecta –fundamentalmente– el derecho a recibir una educación inclusiva que le permita continuar con su tratamiento y desarrollo individual”, añade la resolución.

Compartir: 

Twitter
 

 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.