SOCIEDAD › EL RIO BAJO, PERO QUEDARON BARRIOS ANEGADOS; EL PARTIDO MAS AFECTADO ES ENSENADA

La sudestada dejó un saldo de 1900 evacuados

Un poblador recorre las calles anegadas en el partido de Tigre.
Imagen: Télam.

A causa de la sudestada que se descargó sobre la costa del Río de la Plata, la cantidad de evacuados en los distritos ribereños de la provincia de Buenos Aires llegó a 730 mientras que las personas autoevacuadas sumaron 1130, informó a Página/12 un vocero de Defensa Civil. Con vientos de hasta 50 kilómetros por hora que provocaron la subida del agua sobre la zona costera, calles y avenidas quedaron bajo el agua. Hasta ayer permanecían sumergidas más de un millar de viviendas, por lo que se estima que sus habitantes podrán emprender su regreso entre hoy y mañana. Si bien, “el Río de la Plata está volviendo a su cauce normal, hay calles y zonas en la periferia del río –en los municipios afectados– que continúan anegadas”, indicaron desde Defensa Civil. Ante la amenaza de otra crecida del río debido al temporal de lluvia y viento, el gobernador bonaerense, Daniel Scioli, dispuso ayer que la provincia permaneciera en “estado de emergencia”.

Los partidos bonaerenses que sufrieron la visita arrasadora del agua fueron Quilmes, Berisso, Ensenada, Magdalena, Tigre y San Fernando. Aunque las primeras informaciones de ayer manifestaban que todavía había unas 450 personas evacuadas en esos partidos, fuentes de Defensa Civil precisaron que hasta ayer más de 1800 personas continuaban en esa situación, entre evacuados y autoevacuados.

Tan sólo en el municipio de Quilmes, el desborde del Río de la Plata, donde el agua subió hasta los 3,70 metros de la cota del río y entró en el continente hasta la séptima cuadra paralela a su cauce, los evacuados el miércoles llegaron a 400 y ayer se agregaron alrededor de 30 personas más, informó a este diario el secretario de Gobierno de ese distrito, Raúl Oviedo. El funcionario indicó que esas personas continuaban hasta ayer en los centros de evacuados, con asistencia médica, provisión de alimentos, frazadas, ropa y botas de lluvia y que podrán volver a sus hogares entre hoy y mañana, “siempre y cuando no haya ningún cambio climático que complique la situación”. En este distrito, “el agua bajó hasta la orilla, pero en las zonas donde su geografía forma una especie de palangana el agua todavía no se ha escurrido”.

Situaciones similares se repiten en los distintos distritos ribereños. Según datos de Defensa Civil, en el municipio de Berazategui hay 20 autoevacuados y 20 familias evacuadas; en Ensenada, el distrito más afectado por el fenómeno climático, son 1100 los autoevacuados y alrededor de 300 los evacuados; en Tigre son 110 las personas evacuadas; el municipio de San Fernando no tiene evacuados, pero sí personas que lo hicieron por sus propios medios, aunque no hay cifras exactas; en Zárate son 20 las personas que debieron irse de sus hogares y en Magdalena 14.

En Capital Federal, ayer más de cien personas, habitantes de la villa Rodrigo Bueno, continuaban evacuadas y por la mañana numerosas avenidas porteñas de importante tránsito se mantuvieron anegadas. El Servicio Meteorológico Nacional indicó que las condiciones climáticas podrán mejorar a partir de hoy a la tarde.

Compartir: 

Twitter
 

 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.