SOCIEDAD › TECNóPOLIS, QUE YA TUVO AFLUENCIA RECORD, SERá EXPOSICIóN PERMANENTE

Cómo ser la muestra del millón

El domingo, la afluencia de público a la exposición de ciencia y técnica en Villa Martelli alcanzó el millón de visitantes. El secretario general de la Presidencia, Oscar Parrilli, confirmó que desde 2012 se realizará una muestra científico-tecnológica.

En el predio donde hoy se encuentra instalada Tecnópolis, la megamuestra de ciencia, tecnología y arte que ya recibió la visita de un millón de personas, funcionará de ahora en más una exposición anual permanente, anunció ayer el secretario general de la Presidencia, Oscar Parrilli. “Tecnópolis, la muestra actual, permanecerá como estaba previsto hasta el 22 de agosto”, pero desde 2012 en el predio de 50 hectáreas ubicado en la localidad bonaerense de Villa Martelli “se hará una vez por año una muestra sobre los avances científico-tecnológicos”. El funcionario valoró el hecho de que las empresas privadas “muestren lo que están haciendo por el país”. También se manifestó “muy contento” con “la actitud participativa que tiene la gente que va a visitar Tecnópolis”. Ayer la megaexposición permaneció cerrada, como todos los lunes (hoy permanecerá cerrada por mal tiempo), pero se confirmó que en los primeros diez días fue visitada “por un millón de personas”. La cifra había sido adelantada el domingo, a través del sistema de audio que hay en el predio. El anuncio fue festejado con música por la murga de Fuerzabruta y con el aplauso de las miles de personas que se encontraban allí. Este domingo concurrieron 230 mil personas.

Fuerzabruta acompañó el festejo al ritmo de la murga con una carroza, bailarines, papelitos y mucho color. La exposición, que estará abierta hasta el 22 de agosto de martes a domingo, de 12 a 21, provocó algunas demoras en el tránsito en la avenida General Paz entre Constituyentes y Ricardo Balbín. Este fin de semana, una de las grandes atracciones fue la charla que ofreció el biólogo Gabriel Gellón, bajo el título “Historia de ojos y de átomos”, en el espacio Atucha del Continente Fuego, uno de los cinco –los otros son Aire, Agua, Tierra e Imaginación– en los que se divide la muestra.

Gellón comenzó la charla preguntando al numeroso público presente: “¿Cómo llegamos a saber que hay átomos?”. A partir de allí hizo un relato de la historia de John Dalton, el físico inglés que dedicó buena parte de su vida al estudio de los átomos. El biólogo explicó que Dalton fue “el padre de la teoría atómica. El demostró por primera vez científicamente que existen los átomos. Antes se hablaba mucho del tema, pero nadie tenía pruebas. Lo importante es demostrar que la materia, lo que nosotros vemos, estaba hecha por dentro de cositas indivisibles a las que él llamó átomos”. La charla estuvo llena de interrogantes, como cuando Gellón preguntó: “¿Cómo nos convencemos de que existen los átomos si no los podemos ver? ¿Cómo podemos ver lo invisible?”.

Explicó Gellón que los científicos “primero imaginan cosas en su cabeza, luego ven la realidad, descubren cosas que no son visibles a los ojos, pero sí son visibles en su cabeza. Es una de las tareas fundamentales de la ciencia, que explora cosas que no son visibles y que nos van dando evidencias circunstanciales que luego generan discusiones científicas que a veces son feroces, encarnizadas, hasta que se va llegando a un consenso y logramos ‘ver’ lo invisible”.

Otro espacio científico abierto en Tecnópolis es Ciencia 2.0, donde todos los días hay conferencias en las que siempre hay participación del público, que puede consultar sobre sus dudas. En ese contexto, el fin de semana ofreció una charla el ingeniero electrónico y docente de la Universidad del Sur Pedro Julián. Su exposición se hizo bajo el título “Viaje al interior de un microchip”.

Julián recordó que el primer microchip fue creado en 1971. Para explicar el impresionante avance que hubo en la materia, dijo que “si hoy tomáramos un auto de 1971 y quisiéramos hacerlo avanzar al mismo nivel que avanzaron los microchips, ese auto debería pesar hoy medio gramo, andar con una gota de combustible y alcanzar una velocidad de cien millones de kilómetros por hora”.

Al analizar el éxito alcanzado por la muestra, Javier Grossman, director ejecutivo de la Unidad Ejecutora de los actos por el Bicentenario, sostuvo que “se está recibiendo, de parte del público, el mismo nivel de devolución que en los actos” en celebración por los doscientos años de la Revolución de Mayo de 1810. Sobre el tema, el secretario general de la Presidencia, Oscar Parrilli, agregó: “No somos mejor que nadie, pero tenemos mucho para contar sobre el camino que recorrimos en materia de ciencia y tecnología. Todos los que vienen a Tecnópolis se van con la autoestima muy alta y con el convencimiento de que podemos seguir construyendo una gran nación”.

Compartir: 

Twitter
 

Miles de personas durante su visita a Tecnópolis, organizada por la Unidad Bicentenario.
Imagen: Télam
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.