SOCIEDAD › LAS DENUNCIAS POR TORTURAS

Más para investigar

 Por Carlos Rodríguez

Desde Salta

El ministro de Gobierno, Seguridad y Derechos Humanos, Pablo Kosiner, le ordenó a la secretaria de DD.HH. de la provincia, María Pacce, que tome contacto con el puestero Fernando Ariel Tejada y con Nelson Vilte, hermano de Daniel Octavio Vilte, el único detenido hasta ahora por el doble crimen de las turistas francesas Houria Moumni y Cassandre Bouvier. La razón de la medida es que tanto Tejada como el hermano del sospechoso han denunciado ante los medios de prensa que fueron golpeados por personal de la Brigada de Investigaciones, durante los operativos relacionados con el caso que conmociona a la provincia. En la causa, hasta ahora, hubo dos detenidos –Tejada y Daniel Vilte– y tres “demorados”, uno de ellos Nelson Vilte.

Fue Nelson Vilte, de 22 años, quien ahora salió a decir ante la prensa que los policías de la Brigada lo detuvieron por unas horas en el barrio Mariano Moreno, donde vive, y de allí lo llevaron “al monte”, donde lo golpearon “para que me declare culpable del doble crimen”. Según Vilte, “cuatro hombres de la Brigada entraron el domingo pasado a la noche a mi casa (vive a 50 metros de la vivienda de Tejada) y revolvieron todo”. Al otro día, cerca de las 11, según el relato de Vilte durante un contacto telefónico con Página/12, volvieron los de la Brigada y lo llevaron por la fuerza “hasta un descampado cercano y me golpearon”. Vilte sostuvo que los policías le dijeron: “Te trajimos acá porque nadie puede escuchar tus gritos y te podemos pegar tranquilos”.

Ante la reiteración de denuncias contra sus hombres, el jefe de la policía local, comisario Néstor Cardozo, aclaró que las denuncias de Tejada y de Vilte “son denuncias públicas que no están acompañadas por denuncias formales” ante las autoridades correspondientes. Consultado sobre si sus hombres se manejaron correctamente durante los procedimientos, se limitó a responder: “No vamos a cometer errores en un caso tan importante”.

De todas maneras, según dijeron fuentes del gobierno, el ministro Kosiner resolvió “cortar por lo sano” y dispuso que la secretaria de DD.HH. tome contacto directo con los denunciantes para realizar la investigación correspondiente. Nelson Vilte llegó a decir que en un momento dado los policías le preguntaban “¿Dónde está el arma con la que mataste a las dos chicas?”. Después detuvieron a su hermano, Daniel Octavio Vilte, quien sigue preso y hoy sería sometido a un careo con dos testigos que aseguraron ante el juez Martín Pérez (foto) que lo vieron por el barrio donde vive ofreciendo a la venta una pistola similar a la que se habría utilizado para matar a las dos estudiantes francesas.

Compartir: 

Twitter
 

Imagen: AFP
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.