SOCIEDAD › ERRONEA NOTICIA EN UNA PUBLICACION DEL EJERCITO SOBRE CASAMIENTO GAY

Operación “confites” militares

El diario Tiempo Militar anunció que el Ejército había autorizado una boda entre un capitán y un teniente coronel. Pero esos permisos fueron derogados hace tres años y el Ministerio de Defensa desmintió tal autorización.

 Por Soledad Vallejos

Ayer por la tarde, trascendió que dos parejas de varones, en ambos casos formadas por integrantes del Ejército, estaban prontas a casarse porque habían obtenido la venia de la fuerza. El enlace sería posible, aseguraba el diario Tiempo Militar, vocero de la novedad, gracias a que “el Ejército dio luz verde” para ello. Mientras que “una pareja de suboficiales” ya “inició los trámites”, señalaba el texto, “un teniente coronel y un capitán habían solicitado autorización para contraer enlace en el marco de la nueva normativa para matrimonios del mismo sexo”. Este diario no logró confirmar la existencia o no de esas parejas porque la autorización del Ejército jamás existió: desde 2008, las “Normas para solicitudes de venia de enlace”, como se conocía a ese pedido de permiso, se encuentran derogadas. Con firma de Nilda Garré, la resolución 200, de ese año, dejó sin efecto esas disposiciones tras evaluar, entre otros fundamentos, que “las Fuerzas Armadas carecen de facultad para reglamentar sobre las relaciones de familia (artículo Nº 75 inciso Nº 12 de la Constitución Nacional)”.

Algo más tangencialmente, el texto que trascendió también rozaba otra disposición derogada, pero durante el 2007, al señalar los rangos que entraban en juego en las parejas prontas a formalizar: un enlace sería entre “un teniente coronel y un capitán”; el otro, entre dos suboficiales. Un reglamento derogado hace cuatro años establecía taxativamente que no se autorizarían “matrimonios entre personal militar de distinta categoría” y que “los cónyuges de matrimonios entre personal militar subalterno” no podrán cambiar de categoría”.

La “venia de enlace”, derogada en 2008, regía en distintas fuerzas. Establecía que “la superioridad debe expedirse en forma favorable o no sobre el futuro enlace matrimonial”. También que quien quería casarse no debía “fijar fecha (...) hasta tanto una de las autoridades (...) haya concedido la venia correspondiente”.

Las dos resoluciones derogatorias de esos reglamentos tradicionales, la 1352, de agosto 2007, y la 200, de febrero de 2008, respectivamente, pueden encontrarse en el sitio oficial del Ministerio de Defensa.

Durante la tarde de ayer, la novedad surgida de la web de Tiempo Militar fue replicada por el sitio gacetamercantil.com. Desde entonces, la supuesta novedad se volvió imparable. Consultados por este diario, voceros del Ministerio de Defensa desmintieron la existencia de tal autorización.

“Desde 2007 y 2008, por dos resoluciones del ministerio, no se piden más las autorizaciones. Y las fuerzas de seguridad hacen lo que el ministerio dictamina”, explicó la directora nacional de Derechos Humanos del organismo, Stella Segado. “Antes no estaba permitido que alguien con el rango de oficial se casara con alguien con rango de suboficial, por ejemplo. Y cada integrante de una fuerza debía pedir autorización a sus superiores para casarse. Esas cuestiones de castas se eliminaron. Ahora, como en cualquier trabajo, todo lo que tienen que hacer es avisar que se casan y tomar su licencia correspondiente.” En las fuerzas de seguridad, agregó Segado, “ya nadie autoriza a nadie. Pueden o no ocurrir estos casamientos, pero las fuerzas y el ministerio no tienen nada que ver con la decisión. El militar es un ciudadano con uniforme: tiene los mismos derechos que el resto de los ciudadanos”.

[email protected]

Compartir: 

Twitter
 

Hasta 2008, los militares debían pedir autorización para casarse y esperar el permiso para fijar fecha.
Imagen: Télam
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared