EL PAIS › EL JUEZ CONFIRMO LAS CINCO DETENCIONES, BASADAS EN EL MATERIAL GENETICO HALLADO EN LA CASA DE LA CALLE KIERNAN

El ADN, eje de la investigación del caso Candela

Los rastros con el ADN de la niña asesinada aparecieron, según los investigadores, en un vaso y una cuchara secuestrados en la casa allanada un día después de la aparición del cadáver. Hoy arrancan las declaraciones de los cinco detenidos. De qué están acusados.

 Por Emilio Ruchansky y Raúl Kollmann

Las cinco personas detenidas en el marco de la investigación por el asesinato de Candela Rodríguez deberán explicar hoy todo lo que sepan sobre los movimientos en la casa ubicada en Kiernan 992, en Villa Tesei. Luego de que diera positivo un informe preliminar de ADN, que confirma que allí estuvo la niña, la dueña de la casa, Gladys Cabrera, su cuñado Alfredo Monteros, el hijo de éste, apodado Alfredito, y dos carpinteros: Ramón Altamirano y Gustavo Valenzuela. “Todos ellos tuvieron contacto con la casa”, comentó anoche un investigador del caso. Lo que intentará hoy el fiscal Marcelo Tavolaro es determinar si fueron encubridores, cómplices o desconocían lo que ocurría en Kiernan 992. Ayer fueron allanadas propiedades vinculadas con los sospechosos, cuyas detenciones fueron confirmadas anoche por el juez.

“Nos llevamos trece paquetes y un sobre”, enumeró ayer una fuente de la investigación al mencionar los últimos movimientos policiales en la casa de Cabrera, luego de que diera positivo un informe preliminar de ADN, confirmando que allí estuvo la niña asesinada. Ese informe, según las fuentes, tiene un porcentaje de error de una posibilidad en 600 millones. Ayer, la Trafic blanca, desde donde se presume que fue arrojado el cadáver, fue peritada detrás de la comisaría segunda de Villa Tesei, lugar donde confluye el comité judicial y policial al mando de la investigación.

El miércoles pasado, luego de la aparición del cuerpo de la niña en una bolsa en la calle Cellini y la colectora del Acceso Oeste, hubo un rastrillaje de la policía bonaerense en la zona aledaña. “Varios testigos indicaron que en esa casa de Kiernan 992 habían visto gente extraña y que incluso cargaron cosas en una Trafic blanca”, detalló ayer un investigador. Con esta información, la Policía Científica bonaerense allanó la casa y recogió, según sostienen los investigadores, todas las muestras que luego fueron analizadas, entre ellas, un vaso que contendría huellas de Candela.

Cuando ingresaron por primera vez apareció una pista llamativa: dos bols con arroz con pollo, uno seco, que estaba en una mesada, y otro fresco en la heladera. Pocas horas después, la autopsia determinó que Candela había comido ese mismo menú antes de ser asfixiada. Del lugar se retiró, siempre según la información de los investigadores, una cuchara dentro del bol con comida fresca donde había un rastro de saliva que coincide con el ADN de la niña, según el informe preliminar, cuyo correlato definitivo estará en tres semanas. También habría elementos genéticos en una gomita de pelo encontrada allí.

Otro dato aportado por los testigos es que ese miércoles en que apareció el cuerpo hubo una mudanza en la casa en cuestión, en la que se habrían utilizado la Trafic blanca peritada y otro camión. Se sospecha que en esa mudanza habrían participado los Montero y Valenzuela. Sobre el carpintero Altamirano, que según los vecinos sólo iba a Kiernan 992 “para alimentar a un perro de Cabrera”, recae, como máximo por ahora, la sospecha de ser quien proveía la comida para la niña de 11 años. El frente de la casa fue pintado de color salmón pocos días antes de que apareciera Candela y los supuestos albañiles se movían también en una Trafic blanca, según dijeron algunos vecinos.

La casa de Altamirano, en Charrúas 1081, en Villa Tesei, había sido allanada por la policía el viernes pasado, junto con otras dos viviendas de las que no se dio información. Ayer, hubo allanamientos en otras casas vinculadas a los detenidos, entre ellas un departamento de la calle Humberto I al 2700, en el barrio porteño de San Cristóbal, donde vive Gladys Cabrera, depiladora de profesión. El fiscal Tavolaro no interrogó ayer a las personas aprehendidas porque faltaba la convalidación de esas detenciones por parte del juez de Garantías, Alfredo Humberto Meade, quien lo hizo a última hora de ayer.

Zaira Cabrera, quien ya viene hablando en distintos medios, confirmó que su marido y su hijo, Alfredo Monteros y “Alfredito”, estuvieron el miércoles en Kiernan 992 para mudar algunas pertenencias de su madre (fallecida en 2010) en la Trafic blanca peritada porque iban a alquilar la casa. En esa camioneta se hallaron dos sábanas blancas, una manta verde y un plástico transparente. También se tomaron huellas dactilares, se fotografió y filmó. Por otra parte, Zaira confirmó lo que venían diciendo los vecinos del carpintero Altamirano: que iba a esa casa a alimentar a un perro de la familia.

La casa, aclararon tanto los vecinos como Zaira Cabrera, no estaba abandonada sino deshabitada. Cada semana, según dijo ayer Zaira, su hermana iba para hacer arreglos y cuidar el lugar. Fuentes de la investigación relataron a Página/12 que Gladys pidió a los futuros inquilinos que pintaran el frente y así lo hicieron el viernes y el sábado anterior a la aparición del cuerpo de Candela. Luego, Gladys les habría pedido que no fueran a la casa el lunes, martes y miércoles posterior porque la precisaba, lo que habría “sorprendido” a los nuevos inquilinos.

El miércoles, día de la mudanza, según los testigos, los muebles fueron a parar a un camión y las bolsas a la Trafic blanca. El jefe de la Policía Bonaerense, Juan Carlos Paggi, estuvo ayer en la casa de Villa Tesei, a sólo cinco cuadras de donde apareció el cuerpo. Paggi se negó a hablar y recomendó pedir información a la fiscalía. Allí, más temprano, sólo confirmaron los cinco arrestos sin dar detalles “para preservar su derecho de defensa y, al mismo tiempo, no entorpecer la continuación de la pesquisa”.

[email protected]

Compartir: 

Twitter
 

Todas las detenciones están vinculados con la casa de la calle Kiernan 992, donde se presume estuvo cautiva Candela Rodríguez.
Imagen: Sandra Cartasso
 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared