EL PAIS › POR GOLPEAR A UN JOVEN DURANTE EL DESALOJO DEL INDOAMERICANO

Seis policías en problemas

Son integrantes de la Federal. La Cámara del Crimen confirmó sus procesamientos por las trompadas, patadas y bastonazos que le dieron a Emmanuel Maximiliano Ríos. Esa decisión del tribunal los dejó al borde del juicio oral.

La Cámara del Crimen confirmó los procesamientos de seis policías federales por golpear a trompadas, patadas y bastonazos a un joven el 7 de diciembre pasado, en el intento de desalojo del Parque Indoamericano. El tribunal fundamentó su fallo en la fuerza probatoria de las imágenes televisivas del hecho violento que registraron las cámaras de la señal informativa Todo Noticias. En libertad, los efectivos quedaron al borde del juicio oral. Por otro lado, la Cámara ratificó el sobreseimiento de otros dos policías y ordenó seguir investigando la participación de dos comisarios en la represión que las fuerzas de seguridad desplegaron para desalojar a decenas de familias que entonces se asentaron en el espacio público del sur porteño (ver aparte). El operativo provocó dos muertos y varios heridos de bala de plomo.

La Sala VII de la Cámara dese-chó las apelaciones que las defensas del principal Roberto Morales; el agente de la División Operaciones Urbanas de Contención y Actividades Deportivas (Doucad) Nahuel Iván Fernández, el agente Facundo Suárez, el cabo de la Montada Patricio Máximo Sabah, el agente José Miguel Fernández Rojas y el sargento Daniel Alberto Caloni, realizaron sobre los procesamientos dictados por el juez de instrucción Eliseo Otero. Los efectivos están siendo sospechados de cometer vejaciones sobre Emmanuel Maximiliano Ríos, fuertemente golpeado aquella noche de diciembre. El delito contempla penas de entre uno y cinco años de prisión.

Los fundamentos esgrimidos por los diferentes abogados apara apelar la decisión del juez fueron tan variados como carentes de sustento. La defensa de Suárez apuntó que su cliente “reaccionó mediante puntapiés” al ataque de la víctima, Emmanuel Maximiliano Ríos, con piedras. Para el abogado de Fernández y Sabah, las imágenes utilizadas como prueba no permiten situarlos en la escena del hecho en tanto que para la defensa de Caloni la filmación sólo permite “corroborar cómo él palpó al detenido (Ríos)”. Los defensores de Morales indicaron que la Justicia “erró en la interpretación del descargo ofrecido” por el efectivo. Según él, éste quiso explicar que “sólo trabó con su pierna izquierda a Ríos con la intención de que no se evadiera”.

Al respecto, los camaristas Juan Esteban Cicciaro, Mauro Divito y Rodolfo Pociello Argerich fueron claros y concluyentes: “La asignación de responsabilidad (para cada uno de los procesados) se apoya, sustancialmente, en el material fílmico relativo al desalojo del parque y la detención de Ríos”, sentenciaron en el fallo al que Página/12 tuvo acceso. No obstante, rechazaron el pedido del fiscal Sandro Abraldes de acusarlos por torturas, lo que implica un castigo de 8 a 25 años para los funcionarios públicos y que sean detenidos. En este punto cabe destacar que la víctima de los vejámenes sufrió fractura de tabique nasal.

La agresión a Ríos por parte de los efectivos policiales ocurrió en la noche del 7 de diciembre pasado, en el marco del operativo de desalojo que las policías Federal y Metropolitana llevaron a cabo sobre un asentamiento que familias pobres de Villa Soldati y Lugano localizaron en el Parque Indoamericano en reclamo de viviendas.

Según narra el fallo judicial, la golpiza propiamente dicha comenzó cuando Ríos cayó de un piedrazo en la cara que le fracturó la nariz y lo dejó tendido en el suelo. Fue entonces cuando “se abalanzaron sobre él cuatro policías”, a quienes se identifica como Morales, Fernández, Suárez y Rojas. El documento da por probado en las imágenes que “Morales asesta con su pierna izquierda un golpe sobre Ríos”; que en las filmaciones “se advierte el modo en el que Fernández inflige un golpe sobre la cintura del agredido”; que “el golpe que aplicó Suárez se produjo en el momento en que Morales asestaba otro con su pierna izquierda y Fernández Rojas agredía físicamente y arrastraba por el suelo a Ríos”. Por último, también acepta como prueba la filmación en que “se lo observa (a Sabah) llegar al lugar de la embestida y arrojar un puntapié con su pierna derecha sobre el cuerpo de Ríos cuando éste se encontraba aún tendido sobre el césped”. El documento asegura además que las imágenes muestran a Caloni “haberle propinado un golpe de puño a una persona aún no individualizada, que había sido aprehendida y era trasladada a pie, con los brazos unidos por detrás, en la región de su espalda”.

Los jueces señalaron que “no se visualiza ninguna agresión por parte de Ríos”, sino que, “adversamente, se le nota inmóvil, tomando una posición fetal ante las sucesivas agresiones que padeció desde el momento en que cayó al suelo”. Aquel día también fueron asesinados Bernardo Salgueiro y Rossemary Chura Puña, cuando la Policía Federal y la Metropolitana intentaron desalojar el parque. Respecto de estas muertes, la principal sospecha recae sobre oficiales de la Metropolitana, quienes estaban a cargo del sector donde fueron asesinadas las víctimas. Dos días después de esos crímenes falleció Emiliano Canaviri Alvarez. Ninguna de las causas cuenta con detenidos. Los hechos son investigados por Otero y Abraldes. La Justicia porteña, por su lado, lleva otra causa en relación a la “toma” propiamente dicha del parque, en la que dirigentes sociales y políticos del barrio están acusados de usurpación de espacio público.

Compartir: 

Twitter
 

El joven Ríos, ensangrentado y rodeado por policías, el día del desalojo del Indoamericano.
Imagen: DyN
 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared