SOCIEDAD › HUBO DEMORAS POR LA TORMENTA Y SUSPENSIóN DE TAREAS POR AGRESIóN AL PERSONAL

Una tempestad en Aeroparque

El temporal ocasionó atrasos y cancelaciones en los vuelos desde el jueves. Todo se complicó cuando un pasajero agredió a un empleado de mostrador. Sus compañeros abandonaron las tareas durante unas horas y hubo más demoras.

El fuerte viento y el temporal de lluvia que afectaron a buena parte del país provocaron demoras y cancelaciones de vuelos en el Aeroparque Metropolitano Jorge Newbery. En algunos momentos la situación se puso tensa, en lo que hace a la relación entre empleados de las aerolíneas y los pasajeros, de muy mal humor por la demora en llegar a los lugares turísticos, para aprovechar el fin de semana largo. Un pasajero golpeó a un empleado que trabaja en el seector de Aerolíneas y Austral, lo que motivó que sus compañeros se retiraran en forma momentánea de los lugares de atención al público. Esto hizo circular la versión de que el gremio que agrupa al personal del mostrador de embarque, la Asociación del Personal Aeronáutico, había decretado un paro, lo que fue desmentido por el secretario adjunto de la entidad, Rafael Mella. Lo concreto es que se cancelaron 26 vuelos, mientras que cerca de medio centenar tuvieron que ser reprogramados y comenzaron a salir desde las 19 de ayer, confirmó a Página/12 un vocero de Aerolíneas. Las salidas reprogramadas continuarán hoy.

“Hay una especie de protocolo, de norma interna no escrita pero que se aplica en estos casos, que lleva a los empleados a retirarse del lugar de tareas cuando hay una agresión contra alguno de ellos. Es por una cuestión de seguridad y también para evitar que el problema pase a mayores”, le explicó a este diario una fuente allegada a los gremios aeronáuticos, al ser consultada sobre lo ocurrido ayer. “No hubo ningún paro o medida gremial. Los vuelos están siendo afectados por el clima y en algún momento se irán reprogramando”, sostuvo Mella.

El dirigente gremial aclaró que el personal de Aerolíneas y Austral fue retirado por unas horas de los mostradores donde se hace el check in, luego de que un pasajero agrediera a uno de los trabajadores en la zona donde se hace el preembarque. “No podemos permitir agresiones a nuestro personal. Por este hecho hay una denuncia y una persona demorada, pero no hay ningún paro. Los problemas son climáticos y por la reprogramación de vuelos”, insistió Mella.

Por su parte, el secretario de Transporte, Juan Pablo Schiavi, confirmó luego que las demoras fueron por los problemas meteorológicos. “Estamos en un fin de semana largo, trabajando a nuestra máxima capacidad. Queremos decirles a los usuarios que mantengan la calma, pero nosotros no manejamos el clima”, resaltó el funcionario.

Marcelo Uhrich, de la Unión del Personal Superior Aeronáutico, coincidió con su par de APA en que “no hay medida de fuerza gremial alguna” en Aeroparque. Sobre las demoras, además de las cuestiones climáticas, hizo responsable también al personal de la torre de control. “Están reprogramando cada seis horas y no cada cuatro como deberían. Esto provoca que las tripulaciones caigan y las cancelaciones se acumulen.”

Voceros de Aeropuertos Argentina 2000, por su parte, precisaron que “al menos 26 vuelos fueron cancelados y unos 50 debieron ser reprogramados” desde la noche del jueves, cuando se registraron los primeros problemas por falta de visibilidad y tormentas fuertes. Los problemas venían “de arrastre” porque ya el jueves se demoraron cinco vuelos.

El temporal de lluvia y viento ocasionó problemas en distintas zonas de la Ciudad de Buenos Aires, desde el anegamiento de calles hasta la caída de árboles, sobre todo en el barrio porteño de Palermo y en la localidad bonaerense de Vicente López. En diez horas, ayer, cayeron 25,1 milímetros. La mayor intensidad de la lluvia fue 9 a 10 de ayer, cuando cayeron 8 milímetros. La Prefectura Naval Argentina hizo saber que el viento “particularmente fuerte”, provocó la rotura de vidrios en un edificio de Puerto Madero, donde también se desprendió mampostería y volaron baldosas que dañaron a varios vehículos estacionados en la zona. La Agencia Nacional de Seguridad Vial recomendó a los automovilistas “extremar las medidas de seguridad al conducir”, sobre todo los que salgan a la ruta este fin de semana. El Servicio Meteorológico Nacional emitió ayer un alerta por tormentas fuertes y probable caída de granizo. El pronóstico tiene vigencia para toda la jornada de hoy, sábado.

Compartir: 

Twitter
 

Hubo malhumor entre el pasaje porque se cancelaron 26 vuelos y se reprogramaron otros cincuenta.
Imagen: DyN
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.