SOCIEDAD › MASIVO PARO DOCENTE CONTRA EL CAMBIO DEL RéGIMEN DE DESIGNACIONES

Rechazo total al dedazo de Macri

Según los gremios, el 98 por ciento de los docentes porteños adhirió al primero de los dos días de huelga por el proyecto oficial de eliminar el sistema democrático de nombramientos de los docentes. Para Macri, la medida es “inentendible”.

Inesperado, masivo y contundente. Así definió ayer Eduardo López, secretario general de UTE-Ctera, el nivel de acatamiento del primero de los dos días de paro docente en la Ciudad de Buenos Aires. “No digo exitoso porque exitoso es dar clases”, agregó el dirigente en diálogo con Página/12. Según el gremio, el 98 por ciento de los docentes porteños se plegaron a la medida en repudio al proyecto macrista de cambiar el sistema de nombramientos docentes. “Es inentendible”, dijo el jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, quien afirmó que el paro “perjudica a los chicos”, aunque su ministro de Educación, Esteban Bullrich, aseguró que además de descontar los días no trabajados se recuperarán los dos días de clase. Mientras tanto, el proyecto de modificación de la Junta de Clasificación sigue siendo evaluado en la Legislatura porteña.

“Quiero aclarar que la mitad de los docentes porteños no está afiliado, así que no los llevamos de las narices como cree Bullrich. Si reaccionaron es porque el gobierno porteño se quiere meter con el acceso a la carrera, el ascenso y la permanencia”, comentó López, cuyo gremio representa al 25 por ciento de los maestros en la ciudad. “Si usted le pregunta a cualquier docente qué jefe de Gobierno le dio el nombramiento, le van a responder que ninguno. Es estricto mérito personal, es algo que está en nuestro ADN”, agregó el dirigente.

El paro fue decidido el viernes pasado y confirmado el lunes, ante la iniciativa macrista que busca eliminar dos instituciones que figuran en el Estatuto Docente, la Junta de Clasificación y la de Disciplina, que eligen los docentes en forma democrática, por una oficina única con miembros designados por el Ejecutivo. Según fuentes del Ministerio de Educación, ayer hubo reuniones entre los asesores legislativos e integrantes de al menos cuatro gremios –de los menos representativos– para debatir la propuesta “y hubo coincidencias en varios puntos”. El proyecto, agregó, “ya no es el mismo que ellos tanto critican”.

“Es automático, transparente, les devuelve tiempo a los docentes para volver al aula. La verdad es que es muy positivo. Lo que me explicó el ministro Bullrich me dio mucha tranquilidad: mejora la transparencia y la calidad del sistema, en línea de lo que venimos haciendo”, comentó ayer Macri sobre el proyecto. El jefe de Gobierno insistió en que el lugar para debatir es la Legislatura porteña. “Es la primera vez desde la dictadura que se va en contra de nuestro Estatuto”, afirmó un vocero de Ademys, otro de los gremios que impulsan el paro.

Por su parte, Esteban Bullrich negó que el proyecto permita al gobierno de turno nombrar “a dedo” a los docentes. “Esta medida busca promover a los mejores maestros con un sistema transparente, simple, que no sea burocrático y que no aleje a los mejores de la profesión”, dijo el ministro. Luego aseguró: “Si algo no se me puede adjudicar a mí es poca vocación de diálogo, y la verdad, que nos respondan con un paro es algo que demuestra de parte de los gremios muy poca vocación de diálogo y lo peor de todo es que dejan a más de 350 mil chicos sin clases”.

Desde Ademys aseguraron a este diario que Bullrich ingresó el proyecto sin consultarlos, en medio de un pedido de los gremios para conformar, como todos los años, una mesa de salario. “Cuando nos enteramos, tratamos de participar en las comisiones donde se trataba el proyecto, pero Bullrich llenó las salas con docentes que le responden a él y no pudimos entrar a debatir. Están tratando de disciplinarnos”, comentó una fuente de Ademys. Y agregó: “Ni un solo legislador del PRO mandó a sus hijos a una escuela pública, no entienden lo que significa la educación pública”.

En los gremios docentes también aclararon que la informatización que promueve el gobierno porteño como parte del proyecto es un reclamo de ellos, al igual que la digitalización de los padrones, que el macrismo tercerizó y fue mal hecha. “Primero fueron por la escuela pública, quisieron sacar las becas, cambiar las viandas y hacer lista con los alumnos que protestaban. Los pudimos detener. Ahora vienen por nosotros”, dijo el dirigente Eduardo López.

Hoy, a las 13, habrá una marcha frente a la Legislatura. Desde el gobierno porteño insisten en que la modificación servirá para acelerar los trámites para titularizar miles de docentes, pero, al parecer, no les creen.

Compartir: 

Twitter
 

La medida fue “contundente” a pesar del anuncio de que se descontarán los días no trabajados.
Imagen: DyN
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.