SOCIEDAD › RESPALDO DE ARSLANIAN A LA NUEVA CUPULA DE LA BONAERENSE

“Descentralizar es fundamental”

El ex ministro de Seguridad y Justicia bonaerense León Arslanian destacó el perfil técnico del nuevo jefe policial, Hugo Matzkin, y señaló que “una fuerza descentralizada se democratiza y es más controlable”.

 Por Raúl Kollmann

“La idea de descentralizar es fundamental. Impide la concentración de poder policial y que las líneas de recaudación se extiendan a todo el territorio provincial. Una fuerza descentralizada se democratiza y es más controlable. Y la idea de que la fuerza tenga a la cabeza a un hombre de perfil técnico, como Hugo Matzkin, también es positiva. Es un mensaje a toda la fuerza.” El diagnóstico pertenece al ex ministro de Seguridad y Justicia bonaerense León Arslanian. Tiene una mirada positiva sobre los cambios, pero dice que falta ver con precisión cómo se van a concretar, cuál va a ser la letra de la ley que se aprueba en la Legislatura.

El actual ministro, Ricardo Casal, sostuvo que el proyecto de crear las policías municipales se está delineando y al principio del próximo año legislativo recién se mandará la ley para que sea tratada en la Legislatura. La nueva estructura va a funcionar en los municipios del Gran Buenos Aires y en las ciudades de más de 100.000 habitantes. Los distritos que hoy en día tienen menos de esa cantidad de vecinos ya cuentan con las policías comunales. En este último caso los intendentes tienen la conducción de la fuerza.

En el esbozo que prepara Casal, los intendentes no ejercerán el mando sobre los efectivos de cada municipio, pero sí tendrán máxima injerencia en la planificación de la seguridad y la distribución de las fuerzas. El ministro evaluó que el proyecto estará a medio camino entre lo que piden algunos intendentes, que es hacerse cargo de las comisarías y los efectivos, y la situación actual, en que los intendentes casi no tienen ni voz ni voto en las cuestiones de seguridad.

“El pase a retiro de Juan Carlos Paggi, hasta ahora jefe de la Bonaerense, y la asunción de Hugo Matzkin son un hecho positivo –analiza Arslanian–. No es sólo una persona de perfil técnico, sino que, además, es un hombre apto y paralelamente hay un cambio generacional. Por eso, el hecho mismo del recambio también es un mensaje hacia adentro de la fuerza, porque crea expectativas de promoción en los cuadros y hay una valorización de los aspectos técnicos y científicos, que son claves hoy en día en cualquier fuerza de seguridad.”

–Usted impulsó la policía comunal en las ciudades más chicas, ¿está de acuerdo con la idea de la policía distrital? –le preguntó este diario a Arslanian.

–Desde ya que la estrategia de descentralización es fundamental. Tiene que ir acompañada de una conducción razonable y efectivamente civil. Quien esté a cargo de todo eso no puede ser funcional al aparato policial.

–Muchos intendentes reclaman estar al frente de la policía en su municipio.

–No, no creo que sea conveniente en una primera etapa. Lo principal es que haya una afectación inamovible de efectivos en cada distrito, una estabilidad, una cantidad de integrantes de la fuerza que están ahí y no serán trasladados. Me parece bien que el intendente tenga injerencia en la planificación, pero es muy importante que haya un control ejercido por civiles y efectivos retirados, para evitar cualquier cadena de corrupción.

–Siempre hubo quien consideró peligrosa la división en municipios por la posibilidad de que fuerzas de un distrito pacten con la delincuencia que no actúa en ese distrito y que sí lo hagan en el de al lado.

–Bueno, por eso es que debe haber una primera etapa en que el control operacional y sobre la corrupción siga centralizado. Creo que la experiencia debería, además, ser paulatina, empezando por los municipios del primer cordón del Gran Buenos Aires y luego siguiendo hacia el segundo cordón. Insisto con la idea de inspectores, tal vez efectivos retirados y civiles, que dependan del secretario de Seguridad y no del jefe de Coordinación de la Bonaerense. Del civil y no del policía.

–Pero usted apuesta a la descentralización.

–Sin dudas, fue una de las principales estrategias que impulsé en mis gestiones como ministro. Hay que impedir la concentración del poder policial, que se extiendan las líneas de recaudación ilegal y, a través de la descentralización, favorecer el control de la fuerza.

–¿Y en algún momento darle el mando sobre la policía de seguridad a cada intendente?

–Eso tiene que estar en el horizonte. Se puede ir en ese sentido y viendo cada paso. Por de pronto, hay que ver la letra chica del proyecto que se está gestando. Para dar una opinión definitiva, tengo que ver con exactitud cómo se va a hacer.

Se calcula que en los primeros meses de 2012 estará el texto para que sea tratado por la Legislatura. Ya hay varios municipios que tienen fuerzas de seguridad –Ezeiza, Tigre, entre otros– y el ministro Casal mencionó que los efectivos de esas fuerzas se integrarían a la nueva policía distrital. Habrá que ver la compatibilidad y la forma en que se hará. Teóricos en materia de seguridad, como Alberto Binder, siempre estuvieron de acuerdo con la idea de la descentralización, aunque acompañada de la estrategia de fortalecer a los foros ciudadanos. La base es que resulta muy difícil controlar y manejar una fuerza de 50.000 hombres, con fuertes lazos con el delito, desde una oficina en La Plata.

[email protected]

Compartir: 

Twitter
 

Para León Arslanian, el surgimiento de las policías distritales es una forma de descentralizar.
Imagen: Laura Gallo
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared