SOCIEDAD › LANZARON UN PLAN CON DESCUENTOS DEL 40 POR CIENTO

Remedios porteños más baratos

Desde mediados de este mes, los pacientes que se atienden en hospitales públicos y centros de salud porteños tendrán un descuento en medicamentos similar al de algunas obras sociales o empresas de medicina prepaga. El plan Remedios Porteños, presentado ayer por el Gobierno de la Ciudad, contempla descuentos del 40 por ciento pero no en todos los productos medicinales sino en los más económicos de cada droga básica. El plan se aplicará en 250 farmacias y no le costará un peso a la ciudad: serán los propios farmacéuticos adheridos y los laboratorios involucrados los que absorban los descuentos. El programa abarca a 154 principios activos, expresados en 3500 productos según distintas marcas y presentaciones.
“Después de la suba en los precios de los medicamentos, calculamos que quedaron fuera del sistema un millón de recetas, porque los pacientes no los podían pagar”, dijo a Página/12 el secretario de Salud porteño, Alfredo Stern. El plan fue lanzado tras suscribir una acuerdo con el Colegio de Farmacéuticos de Capital Federal.
¿Cómo se aplica? Los pacientes deben concurrir a las farmacias adheridas con la receta emitida por el hospital, el centro de salud o el médico de cabecera. Los profesionales prescribirán por el nombre del genérico y el descuento se aplicará sobre las tres marcas más baratas de ese producto. Es decir que el farmacéutico debe tener en stock al menos una de esas marcas. Si no tiene ninguna de las tres, le ofrecerá al paciente uno de precio mayor, pero no podrá cobrarle más del 50 por ciento del precio de referencia establecido para ese medicamento. Los precios de las marcas más baratas y los de referencia estarán en un libro, a disposición de los pacientes, en cada farmacia adherida.
Un ejemplo: “Si el médico receta amoxicilina de 500 miligramos por 16 comprimidos y uno de las tres marcas más baratas cuesta 10 pesos, el paciente pagará 6. Pero si esas marcas no están disponibles, se tomará el valor de referencia de la amoxicilina, que puede ser de 16 pesos. En ese caso, el paciente llevará otra marca y aunque valga 12 o 20 pesos, pagará 8, y el farmacéutico abserberá la diferencia”, explicó Stern.
Una tercera posibilidad es que el paciente quiera comprar una marca no incluida en la terna más económica: en ese caso, tendrá un descuento del 30 por ciento sobre el precio de venta al público.
El plan alcanza a todos los pacientes del sistema público, residan en la ciudad o provengan de otros distritos. “En el 2002, se realizaron casi 9 millones de consultas en el sistema público, 700 mil más que el año anterior, y se prevé que esta año habrá un nuevo aumento”, dijo Stern. “Estamos posibilitando que miles de personas que no pueden acceder a los remedios por falta de recursos ahora lo puedan hacer”, destacó el jefe de Gobierno, Aníbal Ibarra.

Compartir: 

Twitter
 

 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.